Banner

EL UNIVERSAL
CUERNAVACA.- El Gobierno Federal colocó en remate una de las propiedades adjudicadas al extinto narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, donde en diciembre del 2009 realizó una fiesta a la que asistieron sus más cercanos colaboradores.
En ese sitio estuvo a punto de ser detenido el llamado “Jefe de jefes” por infantes de la Marina, pero logró escapar en medio del cruzamiento a disparos entre fuerzas castrenses y sus lugartenientes.
El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tiene en su página de internet la subasta cuyo precio de la residencia es superior a los 13 millones de pesos.
Se trata de la casa marcada con el número 124 de calle Paseo de las Mandarinas, en el fraccionamiento Limoneros, en el poblado de Ahuatepec, al Norte de la capital.
“No tienen problemática jurídica alguna, es decir son regulares, cuentan con escritura y con posesión”, cita en uno de los apartados sobre la situación jurídica el inmueble a remate ubicado en la comunidad fría de Ahuatepec.
En esa mansión, el 11 de diciembre del año 2009, el capo realizó una posada a la que -después se confirmó- asistieron los socios de Arturo Beltrán Leyva: Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, y Sergio Villarreal Barragán “El Grande”, quienes al igual que Arturo Beltrán, lograron escapar del operativo realizado por infantes de la Marina, Policía Federal y soldados de la 24 Zona Militar de Morelos.
Marcado con el lote número 147, el SAE informa que la propiedad es de más de 891 metros de construcción en un terreno de 4 mil 703 metros cuadrados y que fue transferido por la Procuraduría General de la República (PGR).
Arturo Beltrán fue abatido después por infantes de la Marina en los departamentos del fraccionamiento Atitud de Cuernavaca.