Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- México comienza a ser ejemplo en materia de política de vivienda y desarrollo urbano, aseguró Elkin Velásquez, director de la oficina regional para América Latina y el Caribe del Programa “ONU-Hábitat”.
“Muchos comienzan a mirar con interés cómo pueden inspirarse (en México) para desarrollar sus propias políticas urbanas a partir de lo que México en ese campo está planteando de manera muy acertada”, expresó.
En los últimos años, el modelo de desarrollo de vivienda en América Latina se caracterizó por ser complejos alejados de los centros de trabajo, un modelo que mostró su fracaso, dijo Velásquez.
Sin embargo, añadió, algunas ciudades tienen ya algunas piezas de la solución y la política de desarrollo urbano hacia ciudades más compactas comienza a ser un ejemplo para otros países de América Latina.
Las ciudades compactas son aquellas que ya no crecerán en las periferias, ni de forma desordenada y tendrán servicios cercanos.
Velásquez comentó que la nueva política de vivienda deberá ajustarse a criterios de ciudades sostenibles y la ONU promueve este criterio bajo cuatro principios: una ciudad compacta, conectada, integrada e incluyente.
Recordó que el modelo internacional antes seguido priorizó la vivienda extensiva lo cual generó una gran cantidad de viajes y presión sobre el territorio en términos de movilidad.
“Y todos sabemos que en América Latina están afectando a los habitantes”, expresó.
Santiago de Chile realiza una importante labor en cuanto a la promoción de más usos de suelos mixtos, mientras que Sao Paulo, Brasil en materia de densificación de manera cercana a los sistemas de transporte, añadió.
“En un sistema muy eficiente que por supuesto va a facilitar que la ciudades se desarrollen de manera más sostenible”, comentó.
Medellín, Colombia, cuenta con proyectos integrales en barrios orientados a ubicar de manera estratégica la infraestructura social principalmente en los sitios donde viven los más pobres, lo cual ya muestra buenos resultados.