Confirman servicios de inteligencia de autenticidad del video difundido

Staff

AGENCIA REFORMA

WASHINGTON.- El asesinato del periodista estadounidense James Foley a manos de un yihadista del Estado Islámico (EI) no sólo ha impactado al Gobierno estadounidense, sino que podría tener múltiples consecuencias en la política de sus países aliados.

La Casa Blanca confirmó este miércoles la autenticidad del video difundido ayer que muestra la decapitación de Foley, y a otro periodista como rehén.

“Los servicios de inteligencia analizaron el video difundido recientemente que muestra a los ciudadanos estadounidenses James Foley y Steven Sotloff. Llegamos a la conclusión de que este video es auténtico”, informó Caitlin Hayden, portavoz del Consejo de Seguridad nacional en un comunicado.

De acuerdo con el periódico Global Post, el FBI ya habría comunicado lo anterior a la familia de Foley.

“El FBI indicó en la mañana del miércoles a la familia Foley que estima que el video es auténtico. El FBI continúa con su procedimiento más extenso de autentificación oficial”, señaló el diario.

Un funcionario que habló de forma anónima dijo que se espera que el Presidente Barack Obama dé una declaración el día de hoy.

Por su parte David Cameron, Primer Ministro británico, interrumpió sus vacaciones para presidir una reunión con los ministros de Exterior e Interior con el objetivo de discutir la amenaza que las organizaciones terroristas del EI representan hacia Gran Bretaña.

Algunos medios y analistas sospechan que el yihadista que decapitó a Foley es británico.

“Hemos mirado el video y estamos bastante convencidos de que es un británico”, afirmó Shiraz Maher, analista del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización (ICSR) del King’s College de Londres.

Cameron ha expresado en múltiples ocasiones su inquietud por la participación de soldados británicos en Siria e Irak y su deseo de que regresen a casa.

Al respecto, Philip Hammond, ministro de Exteriores británico, dijo a la BBC que sus servicios de inteligencia están pendientes de los británicos en las filas de grupos yihadistas y admitió que varios de ellos han estado involucrados en terribles crímenes.

“Nuestros servicios de inteligencia estarán mirando cuidadosamente para establecer la autenticidad del video, tratar de identificar al individuo, y luego localizarlo”, agregó.

En Francia, mientras tanto, el canciller Laurent Fabius dijo sentirse indignado por el asesinato de James Foley, al tiempo que resaltó que estas acciones llaman a la condena más firme de la comunidad internacional y refuerzan su determinación de luchar contra el Estado Islámico.

Las declaraciones de Fabius están precedidas por la propuesta de Francois Hollande de crear una estrategia mundial para combatir al EI.

Posterior a la publicación del video, la familia de Foley utilizó la página de Facebook “Find Foley”, que abrieron luego de su desaparición en 2012 en Siria, para confirmar su muerte y pedir al EI que respete la vida de los reporteros.

“Al igual que Jim, son inocentes y no tienen control sobre la política del Gobierno de Estados Unidos”, escribió la familia.