Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
WASHINGTON.- Al menos diez personas, entre ellas la esposa y el hijo de siete meses de un jefe militar de Hamas, murieron en bombardeos del Ejército de Israel sobre la Franja de Gaza.
Los ataques estallaron el martes por la noche, cuando cohetes lanzados desde el enclave palestino llegaron hasta Tel Aviv y Jerusalén, poniendo fin a una tregua que había sido respetada desde el 11 de agosto.
Como respuesta, los drones israelíes reiniciaron sus bombardeos contra el territorio palestino.
Entre las víctimas, figuran la esposa y un hijo de siete meses de Mohammed Deif, jefe de las Brigadas Al Qasam, brazo armado de Hamas que controla la Franja. Además, alrededor de 45 personas resultaron heridas en los ataques.
“Mohamed Deif merece la muerte, como Bin Laden, es un blanco legítimo, y cuando se presenta una oportunidad hay que explotarla para liquidarlo”, declaró el ministro israelí del Interior, Gideon Saar, a la radio local.
El paradero de Deif se desconoce, pero Hamas afirmó que está vivo y sigue al mando del grupo.
“El jefe de las brigadas Al Qasam, Abu Jaled (nombre de guerra de Mohamed Deif), sigue vivo y dirige las operaciones militares”, dijo una fuente próxima a Hamas que pidió el anonimato.
Hamas llamó a los gazatíes a participar este miércoles en los funerales de las víctimas del bombardeo contra la casa del jefe militar.
Israel ha intentado asesinar a Deif, jefe desde 2002 de las Brigadas Al Qasam, en cinco ocasiones.
La ruptura de la tregua paralizó las negociaciones en El Cairo entre israelíes y palestinos para intentar alcanzar un alto al fuego duradero.
La delegación israelí se marchó tras el llamado del Gobierno y los palestinos partirán este miércoles.
“El alto al fuego está muerto e Israel es responsable”, dijo Azam al Ahmed, jefe de la delegación palestina, que participaba en El Cairo en las negociaciones indirectas con Israel.
“Nos marchamos mañana, pero no nos retiramos de las negociaciones”, dijo Ahmed, quien confirmó que no volverán a El Cairo hasta que Israel no responda a su propuesta de tregua.