Banner

EL UNIVERSAL
MÉRIDA.- Diversos círculos médicos y de la sociedad se conmocionaron con el asesinato del médico psiquiatra, Felipe de Jesús Triay Peniche, cuyo cuerpo fue encontrado en la cajuela de su vehículo y abandonado en un estacionamiento de ciudad Caucel al poniente de esta ciudad.
El cuerpo del galeno tenía 22 heridas de arma blanca y la autopsia reveló que falleció a consecuencia de una de las heridas ocasionadas en el corazón.
El médico fue reportado por sus familiares como desaparecido desde el lunes pasado y fue el miércoles por la noche cuando se ubicó su coche, un rogue de color negro y, en cuyo interior en la cajuela, estaba su cuerpo sin vida.