Banner

Por Edgar Sánchez
AGENCIA REFORMA
CULIACÁN.- Las lluvias registradas la madrugada del jueves en Sinaloa provocaron pérdidas materiales en viviendas y propiedades de más de 4 mil familias en el Estado, además de afectar infraestructura carretera.
En Culiacán se confirmaron afectaciones en 2 mil casas de 30 sectores de la ciudad, mientras que en Mocorito suman unas mil 800 viviendas con daños.
Ismael Checa Landeros, coordinador de Protección Civil en Sinaloa, indicó que la lluvia se prolongó por cuatro horas continúas en Mazatlán, Concordia, Elota, San Ignacio, siendo Culiacán y Mocorito.
“Llovió en casi todo el Estado, pero en Culiacán y Mocorito fueron las lluvias más intensas”, dijo.
Decenas de vehículos fueron arrastrados por la corriente del agua de distintos arroyos de Culiacán, confirmó el funcionario.
Además, la carretera que va de Mocorito a Guamúchil colapsó y el arroyo que cruza por Boca de Arroyo inundó la carretera, por lo que tuvo que cerrarse a la circulación.
El puente del lugar también sufrió afectaciones.
Sin embargo, después de seis horas de trabajo, la Secretaría de Obras Públicas afirmó que los daños en la obra no eran estructurales y se abrió a la circulación.
De acuerdo con la información de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) la lluvia de cuatro horas alcanzó los 100 milímetros en el centro del Estado.
Asimismo, la dependencia informó que las lluvias continuarán en la Entidad debido a la existencia de una zona de inestabilidad que se extiende desde el Norte y Occidente del País.
El encargado de la Estación Climatológica de la Escuela de Biología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), Jorge Rogelio Sánchez Bañuelos, dijo que las precipitaciones registradas de enero a la fecha son de 471 milímetros, mientras que el valor promedio por año en el Estado es de 677 milímetros desde 1996.
Ayer, el gobernador Mario López Valdez informó que solicitará a la Secretaría de Gobernación una declaratoria de emergencia para Culiacán y Mocorito para poder tener a acceso a recursos para la reconstrucción.
“Hemos hecho la solicitud a la Secretaría de Gobernación para que se nos haga un análisis para ver si podemos ser considerados como zona de emergencia o en su defecto poder ser considerados como zona de desastre”, dijo el mandatario.