Banner

Por Ángel Villarino
AGENCIA REFORMA
WASHINGTON.- Las autoridades mexicanas no tienen ningún indicio de que haya grupos extremistas musulmanes intentando entrar a Estados Unidos a través de la frontera Norte.
Lo anterior según un comunicado emitido ayer por la Embajada de México en respuesta a declaraciones del gobernador de Texas, Rick Perry.
El jueves, el gobernador republicano de Texas dijo que había posibilidad de que miembros del Estado Islámico, que ahora combaten en Siria e Irak, aprovecharan la frontera con México para cruzar a Estados Unidos.
“Existe una enorme preocupación de que, debido a las condiciones que presenta la frontera, por no estar bajo control y sin saber quien está entrando, que individuos de la célula británica del Estado Islámico (EI) o de otros estados terroristas pudieran (intentar ingresar de manera ilegal)”, declaró Perry en un foro sobre migración.
“Funcionarios de México y Estados Unidos mantienen comunicación permanente e intercambios de información y no hay indicación alguna que permita siquiera suponer lo que el gobernador Perry ha declarado”, aclaró la Embajada ayer.