Por Maurizio Guerrero
NOTIMEX
NUEVA YORK.- Miles de personas marcharon ayer en Nueva York para protestar contra la brutalidad policial hacia los afroestadounidenses en Estados Unidos, lo que ha causado la muerte de al menos cinco personas desarmadas en las últimas semanas.
Celebrada en el Condado de Staten Island, la marcha fue organizada por el reverendo Al Sharpton y apoyada por docenas de organismos civiles, inicialmente para protestar por la muerte de Eric Garner, quien pereció por asfixia a manos de un policía en julio pasado.
La muerte de Garner precedió a la de Michael Brown, ocurrida el pasado 9 de agosto en Ferguson, en el Estado de Misuri, y ambas han contribuido a reavivar el debate sobre la manera en que las autoridades en Estados Unidos aplican las leyes contra minorías.
“No estamos aquí para protestar contra la Policía. La mayor parte de los policías cumplen bien con su trabajo, pero aquellos que rompen la ley deben ser sujetos de rendición de cuentas”, dijo Sharpton ante la multitud.
Con el lema de “No retrocederemos”, la marcha estuvo compuesta en su mayoría por ciudadanos afroestadounidenses, aunque también por cientos de personas blancas y por algunos latinos. El grito común era: “Sin justicia no hay paz”.
Jazmín Chávez, coordinadora de comunicaciones del organismo civil Latino Justice, consideró importante que la comunidad hispana estuviera representada en la marcha de este sábado porque la brutalidad de la Policía afecta a todas las minorías de la ciudad.
“Nosotros vivimos la brutalidad todos los días, es algo que nos impacta también, en especial a los inmigrantes sin documentos, que tienen miedo de la Policía”, afirmó Chávez en declaraciones a Notimex.
La brutalidad policial y, en general, las políticas contra el crimen, son empleadas en Nueva York de manera más frecuente en perjuicio de la población afroestadounidense y latina, según las propias cifras oficiales.