Por Gerardo Romo
AGENCIA REFORMA
FRESNILLO.- Llegaron de California, Texas e Illinois para festejar el Día del Migrante con una cabalgata de 7 kilómetros desde el santuario de Plateros hasta las instalaciones de la Feria.
“Libra Padre bueno a tus hijos que buscan un mejor porvenir en Estados Unidos de la migra”, pidió el sacerdote jesuita Ismael Bárcenas durante la misa dedicada a los migrantes zacatecanos en el santuario del Santo Niño de Atocha.
En Fresnillo, como en el resto de los 57 municipios, hay una máxima inobjetable: Cada familia tiene al menos un migrante viviendo en Estados Unidos.
El sacerdote pidió a los migrantes que se sientan orgullosos de su País y su cultura.
Román Cabral tiene más de 40 años en Estados Unidos, se fue como la mayoría, por la pobreza en su tierra. Él fue el primer diputado migrante de esta Entidad, pero reconoce que aquí el progreso sigue siendo una utopía.
“La gente se sigue yendo a pesar de los riesgos por el incremento de la seguridad fronteriza; el Gobierno sigue poniendo muchas trabas para que los migrantes colaboremos en nuestra tierra. Quisiéramos regresar para quedarnos, pero no hay condiciones”, lamentó Refugio Martínez, presidente del Club La Puma de Illinois.
Martínez recibió la presea como “Migrante del Año”, por el impulso de acciones a favor de sus comunidades de origen.