Banner

El tren concesionado a la empresa minera Grupo México, descarriló tres pipas en el kilómetro 44 más 960 de Nogales, alrededor de las 15:30 horas del domingo

EL UNIVERSAL

HERMOSILLO.- A sólo 10 metros de distancia del cauce del Río Santa Cruz, en Nogales, cayeron tres contendedores cargados de ácido sulfúrico, al descarrilarse un tren con 240 toneladas de químicos, sin que se presentaran derrames al cauce, reportaron las autoridades de la Unidad Estatal de Protección Civil.

El tren concesionado a la empresa minera Grupo México, descarriló tres pipas en el kilómetro 44 más 960 de Nogales, alrededor de las 15:30 horas del domingo, por lo que los trabajos empezaron a primera hora de ayer.

Una pertinaz lluvia dificultó las maniobras que realizaban los trabajadores de Ferromex, quienes estaban utilizando maquinaria pesada para remover las partes del tren que fueron afectadas.

Los trabajadores lograron poner sobre las vías, uno de los contenedores cargados con ácido sulfúrico que estaba descarrilada y con la maquina número 3019 de Ferromex, la remolcaron rumbo al Oriente del Municipio de Santa Cruz.

Carlos Arias, titular de la Unidad Estatal de Protección Civil, afirmó que los químicos tenían como destino los Estados Unidos y que podrían provenir de la mina de Cananea, Buena Vista del Cobre, o bien, de la mina la Caridad ubicada en Nacozari.

En total, fueron seis vagones que se descarrilaron de los cuales tres venían cargados a su máxima capacidad con 80 toneladas de ácido sulfúrico que el Grupo México utiliza en la operación de las minas de Cananea y Nacozari.

Carlos Arias informó que hasta el momento se desconocen las causas del accidente que continúa en investigación.