Por Francisco de Anda
AGENCIA REFORMA
GUADALAJARA.- El sector campesino del PRI mostró ayer su capacidad de movilización en Jalisco en medio de batucada y al ritmo de música de banda.
Representantes de las ligas de comunidades agrarias de los 32 estados de la República abarrotaron el Auditorio Telmex para participar en su Congreso Nacional Ordinario, en el que se dará el relevo del líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC).
En medio de la algarabía del cenecismo congregado en Zapopan, el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, lamentó la falta de crecimiento que tuvo la producción agropecuaria durante muchos años y aseguró que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto revertirá esa situación.
El funcionario, quien acudió en representación del Presidente, se quejó de que el Tratado de Libre Comercio no sólo no ha mejorado la productividad, sino que propició una baja.
El mismo efecto, agregó, provocó la reforma de 1992 al artículo 27 constitucional.
“Después se nos desmanteló la infraestructura que teníamos”, recordó el ex gobernador de Coahuila, en alusión a la desaparición de la Conasupo, Fertimex y la Productora Nacional de Semillas.
Martínez y Martínez dijo que con la visión que ha tenido el Gobierno de Peña Nieto, México dejará de depender del extranjero y volverá a producir los fertilizantes que requieren los campesinos para trabajar.
Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco, presumió que su Gobierno impulsa políticas que buscan que la gente del campo se quede en sus lugares de origen y hagan de las tierras de la Entidad las más productivas.
El mandatario estatal urgió a invertir más en el agro mexicano.
Gerardo Sánchez García dejará la dirigencia nacional de la CNC para dar paso al senador Manuel Cota Jiménez, quien rendirá protesta el jueves ante el Presidente.