Banner

Exhortan a México a abrir canales humanitarios para facilitar la ayuda a los refugiados

EL UNIVERSAL

VILLAHERMOSA.- El Vaticano señaló en una carta enviada al Obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús Rojas López, que no ignora que en México se están intensificando los operativos para evitar que los migrantes suban al tren de carga conocido como “La Bestia”, lo que los obliga a tomar caminos más peligrosos en busca de llegar al norte del país y luego a los Estados Unidos de América.

Por ello, solicitó “la apertura de canales humanitarios para facilitar la ayuda a los refugiados y, en definitiva, recomendamos la adopción de normativas adecuadas, locales y supranacionales, que regulen los flujos migratorios en el respeto y en la promoción de la dignidad humana de los individuos y los miembros de sus familias”.

La carta fue para otorgar su apoyo y solidaridad al Obispo de Tabasco, a quien el lunes personal de Aduanas México y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) le impidieron realizar una misa a favor de los migrantes en el lado mexicano de la frontera con Guatemala, por lo que se tuvo que oficiar en territorio guatemalteco.

En una carta firmada por el presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de los Migrantes, Antonio María Veglió, y el secretario Joseph Kalathiparambil, el organismo de la Santa Sede expuso: “he sabido que cuando se disponía a celebrar una misa dedicada a los migrantes entre su diócesis, Tabasco, y el Vicario apostólico Guatemalteco de El Petén, los agentes del Servicio de Aduanas y del Instituto Nacional de Migración le han impedido realizarla. La providencia ha querido que la celebración pudiese con todo desarrollarse en el territorio fronterizo de Guatemala”.

En la carta, Antonio María Veglió y Kalathiparambil añadieron: “la iniciativa tenía un carácter profundamente pastoral, y por lo tanto deseo expresarle la cercanía espiritual de este consejo, que es la voz de la Santa Sede para extender a todas las áreas del mundo afectadas por el flujo migratorio el llamamiento del Santo Padre Francisco a no resignarse a la globalización de la indiferencia”.

Refirieron que en la misa también se recordó la Matanza de San Fernando, Tamaulipas, con 72 migrantes muertos en 2010, y el descarrilamiento del tren en Tembladera, Huimanguillo, con 12 fallecidos en el 2013.

En la misa que se efectuó del lado guatemalteco se dijo que entre 2009 y 2011 fueron secuestrados en Tabasco alrededor de 20 mil migrantes.

“Tampoco podemos ignorar que se están intensificando las operaciones para impedir que los migrantes suban al tren de carga conocido como ‘La Bestia’, obligándoles de hecho a elegir rutas alternativas y de mayor riesgo para alcanzar los Estados Unidos de América”, señalaron Antonio María Veglió y Kalathiparambil en la misiva al Obispo de Tabasco.

Manifestaron que los migrantes sufren violaciones a sus derechos humanos, extorsiones, explotación, hambre, atracos, robos y otras vejaciones. Dijeron que la Iglesia no se asusta, y llaman a intensificar las iniciativas de oración en busca de la convivencia pacífica de los pueblos.

La carta fue difundida en la página de Facebook de La 72 Hogar Refugio para Personas Migrantes de Tenosique, Tabasco.