En el lugar de los supuestos hechos, el inculpado manifestó que luego de detener su marcha, el par de asaltantes lo golpearon en varias partes de su cuerpo

Por Staff
TRIBUNA
El indagar la veracidad de un reporte de robo con violencia en perjuicio de un empleado de cobranza de la empresa Citlali, en la Policía Municipal se concluyó por versión del mismo trabajador, que ese incidente, en realidad fue un autorobo.
El empleado arrestado se llama Francisco Rodolfo Salcido Páez de 49 años de edad y domicilio por la calle De Las Villas 3845 de la colonia Urbi Villas, siendo este domicilio a donde el inculpado llevó a los Agentes Preventivos, y les hizo la entrega de 3 mil 810 pesos en efectivo.
Del falso atraco, Salcido Páez lo reportó a las 21:30 horas de ayer, dijo que al circular en la motocicleta de la empresa, por la calle Meridiano de sur a norte entre 300 y 400, un par de sujetos a bordo de una supuesta camioneta de color rojo se le emparejaron y uno de ellos le apuntó con un arma de fuego.
En el lugar de los supuestos hechos, el inculpado manifestó que luego de detener su marcha, el par de asaltantes lo golpearon en varias partes de su cuerpo, y de este sitio, fue traído para que se le hiciera una valoración médica en la que resultó sin lesiones en su cuerpo y estado sobrio.
Por su parte los Policías Municipales al contar con este reporte del facultativo, le sugirieron al presunto que manifestara la verdad a lo que accedió al darse cuenta que la versión ofrecida para justificarse, no tenía el sustento adecuado, por lo que en base a la aceptación de culpa, se ordenó que Salcido Páez quedara a disposición de un Agente Del Ministerio Público.