Por Alan Miranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Ninguna aerolínea mexicana ha logrado que su incidencia de vuelos retrasados baje del 27% entre enero y mayo de este año desde y hacia el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), de acuerdo con datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).
Ya sea por causas atribuibles a la aerolínea, al AICM o a factores externos, como el mal tiempo, una parte significativa de los vuelos ha despegado o aterrizado por lo menos 15 minutos después de lo programado.
Los más castigados han sido los pasajeros de Aeroméxico Connect, pues el 35% de sus vuelos han estado fuera de horario, aunque sólo un tercio de estas demoras son culpa de la aerolínea.
Le sigue VivaAerobus, con 33% de vuelos fuera de horario. En este caso, la proporción que es atribuible a la compañía es similar.
En los casos de Interjet y Aeroméxico, aunque las compañías llevaron a cabo sus procedimientos en tiempo y forma en el 94% de las ocasiones, sus vuelos estuvieron retrasados en 27 y 29%, respectivamente, por factores como el clima y el aeropuerto.
El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), señaló que el congestionamiento del AICM es uno de los principales causantes de los retrasos entre las aerolíneas nacionales, lo que tiene importantes impactos en la economía y disminuye la competitividad del País.