Banner

Preocupa el trato inhumano y explotación que reciben mujeres

Por Diana Baptista

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Seis de cada 10 mujeres migrantes sufren algún tipo de violencia sexual durante su tránsito por México, alertó Chasel Colorado, coordinadora de Incidencia de la oficina de Amnistía Internacional (AI) en México.

Durante la presentación de la campaña “Paso Migratorio”, la activista aseguró que esta situación se ha “normalizado” como parte de un “precio” a pagar a traficantes de personas, así como un medio para intimidar a las mujeres y sus familias.

“Son niños, niñas y adolescentes la población más vulnerable a la violación de sus derechos, a caer en redes de explotación sexual”, expuso.

Las víctimas, señaló, no presentan denuncias debido a que se encuentran presionadas para continuar su viaje y carecen de acceso a un procedimiento de denuncia efectivo.

Además, indicó, no cuentan con asistencia médica y psicológica.

Como parte de la campaña, AI dio a conocer testimonios de migrantes víctimas de violencia sexual. Uno de ellos fue el de Sara, de 23 años de edad y proveniente de Honduras, quien viajó por México cuando tenía seis meses de embarazo.

Según su relato, viajaba por San Luis Potosí cuando policías federales detuvieron el camión en el que se transportaba con otras migrantes. Todas fueron vendidas a criminales por 100 dólares cada una.

“Fueron cerca de dos meses los que estuve secuestrada, durante este tiempo nació mi bebé (...) Se llevaron a mi bebé y hasta este momento no sé a dónde”, narró.

María, de 27 años de edad, denunció haber sido secuestrada por Los Zetas junto con un grupo de 19 migrantes, del cual la mitad eran mujeres. Después de amordazarlas, amarrarlas y violarlas, fueron conducidas a una casa de seguridad.

“Cuando querían nos tocaban y violaban. Nos amenazaron pasándonos un machete por los senos diciéndonos que si no los obedecíamos nos los iban a cortar”, describió.

La campaña “Paso Migratorio” busca visibilizar y documentar las situaciones de violencia que enfrentan los migrantes en su tránsito por México.

“Todas las personas migrantes corren peligro de sufrir graves violaciones de derechos humanos, pero son las mujeres, los niños y las niñas más vulnerables a ser objeto de trata y de agresiones sexuales a manos de delincuentes, otras personas migrantes y funcionarios corruptos”, indica el sitio de internet de la iniciativa.

AI lanzó además una petición, a través del sitio alzatuvoz.org, dirigida al Instituto Nacional de Migración, a los ministerios públicos del País y a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, para establecer mecanismos en las estaciones migratorias que permitan a las víctimas de violencia sexual tener acceso a una atención integral, y recibir información sobre cómo obtener una visa humanitaria.