Banner

Un tribunal federal canceló en forma inapelable la orden de aprehensión contra el dirigente minero por la presunta disposición ilegal de 55 millones de dólares

Por Marcos Muedano y Ariadna García

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- El Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito determinó que la orden de captura en contra del líder minero Napoleón Gómez Urrutia y Héctor Félix Estrella es inconstitucional, debido a que la Procuraduría General de la República (PGR) no presentó elementos suficientes para comprobar el desfalco de 55 millones de dólares de un fideicomiso destinado a los empleados jubilados del sector minero.

Al resolver el caso, el cuerpo colegiado mencionó que “lo correcto o incorrecto de la extinción del fideicomiso es un asunto que deberá ventilarse en un ámbito ajeno al derecho penal”, por lo que el caso ya no podrá ser llevado al derecho penal, sino sólo a través de un litigio administrativo o civil.

De acuerdo con la revisión de los recursos 3/2014 y 121/2014, el tribunal concluyó que es inconstitucional la orden de aprehensión porque las pruebas aportadas por el Agente del Ministerio Público de la Federación no fueron contundentes para demostrar el delito previsto en la Ley de Instituciones de Crédito.

El cuerpo colegiado explicó que, para comprobar el delito del que se acusó a Gómez Urrutia y Félix Estrella, el Ministerio Público debía comprobar que la disposición de recursos económicos de los clientes de una institución bancaria es indebida, lo cual no ocurrió en el caso, ya que el traslado de los bienes del fideicomiso a una cuenta bancaria fue aprobado por el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana), del fideicomisario (trabajadores mineros beneficiarios) y de la fiduciaria (institución bancaria).

El líder minero ganó una batalla legal que se remonta al 19 de febrero de 2006, luego de una explosión en la mina Pasta de Conchos, ubicada en Coahuila, en la que hasta el momento se han rescatado los cuerpos de 65 mineros.

Nueve días después, el entonces secretario del Trabajo, Francisco Salazar, anunció que Gómez Urrutia había sido destituido como secretario general del gremio por el fraude del fideicomiso 9645-2 por 55 millones de dólares.

Al respecto de la resolución que emitió el tribunal, el senador del Partido Acción Nacional (PAN), Javier Lozano, retó al secretario general del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, a que regrese a México a enfrentar la serie de demandas que decenas de trabajadores tienen en su contra.