Banner

Un niño de diez años de edad, que pesa 40 kilos, no debería llevar más de cuatro kilos en su mochila

NOTIMEX
Reynosa, Tamps.- Especialistas del IMSS alertaron que los menores que cargan mochilas que sobrepasan el 10 por ciento del peso de su cuerpo, están propensos a padecer deformaciones en la columna vertebral y otras partes del sistema músculo esquelético.
El coordinador de Traumatología del Hospital General de Zona número 15 del IMSS Reynosa, José Antonio Morón López, señalo que los padres de familia y maestros deben estar atentos para evitar que los menores carguen mochilas con exceso de peso.
La sobrecarga puede desencadenar en los menores deformaciones en la columna vertebral, entre otros padecimientos que se reflejaran en la edad adulta, refirió.
Advirtió que pueden sufrir lesiones en la coluna los menores que cargan mochilas con sobre peso, aunada al sobrepeso u obesidad, a malas posturas al sentarse en las bancas escolares, a caminar encorvado y/o dormir en un colchón con hundimiento exagerado.
El galeno recomendó mantener una comunicación permanente con el profesor y su hijo, para evitar cargar cuadernos, libros y útiles escolares que no requerirá, además de revisar que no lleven innecesariamente otros objetos pesados.
Un niño de diez años de edad, que pesa 40 kilos, no debería llevar más de cuatro kilos en su mochila, de lo contrario, si los útiles pesan más, se recomienda a los padres que sus hijos utilicen una mochila con ruedas y eviten la carga en la espalda del menor, dijo.
El traumatólogo destaco que debido a la fortaleza de la espalda del infante mientras cursa la primaria, al momento de cargar una mochila con exceso de peso no manifiesta dolor o alteraciones de forma inmediata.
Además de dolor crónico, que se empezara a manifestar cuando el alumno curse la preparatoria y de no ser tratado por especialistas en rehabilitación, las molestias y afectación en espalda, cadera o rodillas serán irreversibles.
Señaló que en la Unidad de Medicina Familiar del IMSS se rehabilita a jóvenes y adultos que manifestaron llevar mochilas muy pesadas cuando eran niños y se ha encontrado que cargaron 12, 15 o hasta 20 kilos de peso, cuando lo recomendado es no exceder el diez por ciento de su peso corporal.
El galeno aseveró que existen alternativas para cuidar la postura y prevenir que de forma temprana se presente dolor y desgaste en la columna.
Preciso que se debe evitar el sedentarismo prolongado, mantener un peso adecuado y hacer ejercicio que permitirá generar células benéficas en el sistema óseo, así como el líquido sinovial que circula entre las articulaciones.
"Cuando ya existe molestia o un problema localizado de columna, las actividades que se deben realizar es caminata de unos 30 minutos al día a un ritmo pausado y de ser posible incluir natación" dijo.
Morón López sugirió a los profesores de las escuelas que cada 45 minutos o máximo una hora, se interrumpa momentáneamente la clase y se permita a los alumnos realizar ejercicios de estiramiento y, de ser posible, caminar un par de minutos e incorporarse a sus actividades a fin evitar problemas de postura y rigidez.