Banner

Por Alejandra Benítez

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Pumas bajó al América de su nube y ayer le arrebató el invicto, pegándole en el orgullo a las Águilas.

Un solitario gol de Dante López al 88’ fue suficiente para vencer a un equipo que lucía como amplio favorito para llevarse la victoria.

Hasta la suerte le volteó la espalda al conjunto azulcrema, pues el remate de Dante fue desviado por el defensa Paolo Goltz para techar a Moisés Muñoz y darle forma a la victoria auriazul, que caló hondo en las huestes americanistas, las cuales también se vieron rebasadas en las tribunas por el entusiasmo desbordado de los seguidores de los universitarios.

Tal y como lo advirtió Antonio Mohamed en la semana, en los números las Águilas lucían muy superiores, pero en la cancha los auriazules dejaron atrás las diferencias estadísticas y hasta de plantel, para salir a jugar con la garra y el ímpetu que se deben poner a un Clásico.

Los pupilos de Mohamed generaron opciones para ganar, siendo la de Luis Gabriel Rey, al 24’, la más clara, pues luego de un rechace que le puso Alejandro Palacios en los zapatos, la remató a un lado de manera garrafal, generando indignación y comentarios ofensivos de parte de sus seguidores.

Pumas recordó cómo se suda la camiseta en un Clásico al que salieron sin miedos y enfrentando de tú a tú a un plantel con calidad de sobra.

El cierre del encuentro fue lo más emotivo, con opciones claras en las dos áreas, hasta que casi sobre la hora vino el gol de Dante que hizo explotar a la tribuna universitaria y que podría significar el inicio del repunte de los del Pedregal.

Para Mohamed viene una semana de largo análisis sobre las falencias de su equipo, pero sobre todo de definir quién podría ser el hombre idóneo para acompañar a Peralta en el ataque.