Por Juan Carlos Rodríguez
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- El Gobierno del Estado insistirá ante las autoridades federales para que exista una indemnización para los posibles afectados en sus cosechas o ganado tras el derrame de crudo en el Río San Juan, en Cadereyta.
Rodrigo Medina, gobernador del Estado, prometió ayudar en las gestiones y aseguró que el Estado hará lo que le toca.
“Vamos a insistir para que haya un apoyo”, prometió.
“Bueno, nosotros vamos hacer lo que nos toca para gestionarlo.
“Son dos cosas muy diferentes: una cosa es el que Pemex haya sufrido el presunto robo de hidrocarburo o el intento de hidrocarburos con el agravio a la paraestatal que se deberá de investigar y que la PGR está llevando a cabo estas investigaciones”, comentó.
“Y la otra es la responsabilidad social que debemos tener los gobiernos y las instituciones con la gente”.
En tanto, Medina admitió un daño ecológico en la zona del derrame.
“Sin duda hay una afectación al ecosistema que no tardará 10 semanas, se va a tardar meses, quizás años, ahí hemos escuchado la voz de los expertos, lo que presentamos nosotros con la autoridad federal fue el plan emergente para retirar, pues, quitar o hacer a un lado lo que estaba superficialmente en el río”.
¿Sigue siendo potable el agua de la Presa del Cuchillo, no ha llegado la contaminación?, se le preguntó.
“Me informan que no ha llegado ninguna contaminación, es perfectamente potable”, respondió.