Afirma Peña Nieto en su Segundo Informe que ratifica su intención de generar empleos y atraer la inversión

Por Francisco Reséndiz

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- Al dirigir un mensaje a la nación por su segundo Informe de Gobierno, el Presidente Enrique Peña Nieto ratificó que durante el resto del sexenio no propondrá nuevos impuestos, aumentos a los existentes ni disminuciones a los beneficios fiscales.

Ello, explicó el Presidente desde el patio central de Palacio Nacional, a fin de generar certidumbre tributaria en el País, alentar las inversiones y generar empleos.

“Con el fin de generar certidumbre tributaria que aliente las inversiones y la generación de empleos, refrendo mi compromiso de no proponer nuevos impuestos, no proponer aumentos a los existentes ni disminuciones a los beneficios fiscales durante el resto de esta administración”, dijo.

Peña Nieto señaló que son múltiples las necesidades de inversión para que el País crezca y se desarrolle, y de ahí la importancia de la Reforma Hacendaria; esbozó los tres objetivos de este cambio legal:

Que el Estado mexicano tenga mayor capacidad financiera para cumplir sus obligaciones sociales. Que las finanzas públicas dependan menos de los ingresos petroleros. Tener un sistema fiscal más redistributivo, en el que paguen más los que ganen más.

“Estoy consciente de que la Reforma Hacendaria está demandando de los mexicanos un esfuerzo adicional. Reconozco el compromiso y la responsabilidad con que cada ciudadano cumple con su parte al contribuir al desarrollo de México”.

Agregó que la obligación del Gobierno es asegurar que los recursos que los mexicanos aportan al Estado se inviertan con honestidad y transparencia, y en más obras y programas que sirvan a la gente.

Afirmó que los beneficios de la Reforma Hacendaria permitirán invertir más en las grandes obras que necesita el País y añadió que en los primeros siete meses de este año, los ingresos tributarios aumentaron 10.7% en términos reales, respecto al mismo periodo de 2013. “Más relevante aún es que el gasto en inversión física que creció 28.9% en estos mismos meses”.

Expuso que en contraste se ha contenido el gasto de operación del Gobierno Federal, pues el recurso de la burocracia apenas tuvo un aumento real de 1.8% en el mismo lapso.

“Estas cifras indican que gracias al esfuerzo de los mexicanos que pagan sus impuestos, se invierte más en las obras y proyectos que México necesita. Todas estas acciones que fortalecen las finanzas públicas han sido reconocidas por organismos internacionales e inversionistas globales”.

Destacó que las principales agencias calificadoras han mejorado su evaluación de la deuda soberana de México, lo que contribuye a reducir nuestro costo de financiamiento en los mercados internacionales.

El Presidente comentó que además, la reforma de transparencia permite que todos los interesados puedan conocer el destino de los recursos públicos que se ejercen.