Por Natalia Vitela
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Entre los católicos, las monjas gozan de mayor confianza que los obispos y curas.
Esa es una de las conclusiones de la Encuesta Nacional de Cultura y Práctica Religiosa presentada por el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana.
Según ese estudio, las monjas están más asociadas al respeto a los derechos humanos, honestidad, tolerancia, solidaridad y transparencia.
“Las religiosas tienen una alta credibilidad, están cercanas a la gente, participan con los enfermos, tienen una acción solidaria..., es decir, se identifica la acción solidaria de la Iglesia fundamentalmente con las religiosas.
“Tiene que ver con la credibilidad en la mujer y, en este caso, como garante de la continuidad de esta cadena, en términos sociológicos diríamos de la reproducción generacional del catolicismo”, indicó María Luisa Aspe, presidenta del instituto responsable del estudio.
En contraste, abunda la investigación, obispos y curas están más relacionados hacia conductas de abuso sexual.
Otra de las conclusiones es que 8 de cada 10 mexicanos se proclaman católicos, sin embargo sólo un 5% participa en organizaciones sociales.
“La acción social no es constitutiva de la fe del católico”, resumió Aspe.
La encuesta Nacional de Cultura y Práctica Religiosa fue levantada entre 4 mil 313 adultos durante agosto y septiembre, además se presentó a los obispos del País en su pasada asamblea plenaria.
De acuerdo con Aspe, los obispos mostraron preocupación por algunos de los resultados de ese análisis.
“Entre las preocupaciones están cómo garantizar la transmisión de la fe para las siguientes generaciones”, explicó.