Por Ma. Teresa Montaño
EL UNIVERSAL
TOLUCA.- El obispo de Toluca, Francisco Chavolla Ramos, recibió amenazas de muerte e intentos de chantaje vía telefónica en su domicilio presuntamente por parte de la delincuencia organizada, lo mismo que otros párrocos de la zona pertenecientes a la jurisdicción religiosa del valle.
A pesar de ello y de no ser la primera vez que le ocurre, el clérigo sostiene que no tiene miedo y continúa con sus actividades normales, “porque como parte del pueblo, tiene que asumir riesgos”.
Hace sólo tres días, el arzobispo primado de México, Norberto Rivera, denunció que grupos criminales estaban intentando extorsionar a clérigos mexicanos.
Ahora, el obispo de la capital mexiquense confirmó que esta situación también prevalece entre sacerdotes de su Entidad.
Durante una breve entrevista, aseguró que las amenazas que ha recibido han sido a través de su teléfono y que optó por ya no contestar las llamadas.
“No estamos exentos, somos también del pueblo y como el pueblo también sufrimos amenazas, extorsiones por teléfono”, dijo.
Aseguró que otros sacerdotes de la Diócesis que dirige también han recibido amenazas similares pidiendo dinero, sin embargo declinó precisar el número de casos de este tipo que se han presentado en la región.
Chavolla Ramos, quien fue nombrado obispo de Toluca en 2003 por el Papa Juan Pablo II, aseguró estar consciente de que muchas de estas amenazas en realidad son “chantajes” con los cuales, los delincuentes pretenden obtener algún beneficio.
Dijo que el clero mexiquense está “tranquilo” y trabajando de manera normal, ya que ningún sacerdote ni él mismo han tomado medidas extraordinarias, porque simplemente “soy del pueblo y el pueblo también tiene que arriesgar”.
El obispo de Toluca pidió a la sociedad en general convertirse en constructora de bien y no destructores exaltando lo negativo.
Cabe destacar que recientemente el arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero, denunció que los sacerdotes de la Huasteca estaban recibiendo amenazas y extorsiones de la delincuencia organizada, lo mismo que el obispo de Apatzingan, Michoacán, Miguel Patiño.
¿Quién es Francisco Chavolla Ramos?
- Nació en Autlán de la Grana, Jalisco el 3 de junio de 1946, ingresó al Seminario Menor de Tijuana el 1 de octubre de 1959.
- Fue obispo de Matamoros, después recibió el nombramiento para la Diócesis de Toluca, además de otros cargos.
- Su nombramiento como obispo mexiquense fue en 2003 y lo asumió en 2004.