Textil, calzado, electrónicos, eléctrico y juguetes entre los sectores más afectados

Por Paulina Gómez

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- El sector industrial del País asegura que no dejará que el comercio ilícito y la piratería se apoderen de las calles del País, pues es una actividad que daña seriamente a la economía.

Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), reveló que existe una mesa de trabajo con autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en colaboración con la Procuraduría General de la República (PGR) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) con la que se generarán avances importantes para erradicar esta actividad.

Indicó que en la mesa también participa la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO) junto con la CONCAMIN. Sin adelantar en qué consiste dicho programa, para no entorpecer los avances, sostiene que van por buen camino.

Se estima que en temporada navideña incrementa el paso de mercancía ilegal por el País bajo pedimentos de información falsa y así evitar el pago de impuestos. Uno de los sectores más afectados son el textil, calzado, electrónicos, eléctrico (series navideñas) y juguetes.

Especialistas coinciden en que urge detener la entrada de mercancía “pirata” que se comercializa en época navideña; pues es una actividad que fragmenta la economía nacional, el bolsillo de los mexicanos y daña a las empresas formales, pues genera pérdida de empleos.

Estudios de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG) revelan que en los últimos tres años la industria perdió más de 100 mil plazas laborales por el tráfico ilegal de mercancía de China.

Sergio Ley López, presidente de la sección Empresarial Asia y Oceanía en el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), reveló que 60% de toda la ropa que se vende en México entra al País ilegalmente.

El problema, insistió, es que tenemos un grave “hueco” en las aduanas del País, pues no se tiene un verdadero control de las normas; el trabajo está en las autoridades para encontrar verdaderos mecanismos que impidan dicha actividad.

“La otra fórmula es bajar los impuestos a las mercancías, en la medida que los gravámenes sean altos resultará más rentable el contrabando”, dijo Ley López.

Llegó para quedarse

Manuel Valencia, director de los programas académicos de Licenciado en Negocios Internacionales y Bachelor in International Bussiness (BIB) del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, dijo que la “piratería” y el contrabando son dos problemas con los que México tendrá que aprender a vivir.

“Las aduanas del País son porosas. Los consumidores deben de aprender a no consumir este tipo de mercancía; cuando algo se vende muy barato es que no es legal, así de simple”, enfatizó.

En México hay 49 aduanas ubicadas de la siguiente manera: 19 en la frontera norte, dos en la frontera sur, 17 marítimas y 11 interiores.

En las últimas semanas la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), inmovilizó 313 mil 294 productos que incumplían con las Normas Oficiales Mexicanas (NOM), en Pantaco, Lázaro Cárdenas, Michoacán, Veracruz, Manzanillo y Tijuana.

Entre los productos paralizados están: tableros fibra de madera para pisos, filete de tilapia congelado sin piel y sin espinas, calzado sandalia, azulejo cerámico, bolsos de mano para mujer, fundas para volante, llantas, perfumes, latas de sardina, bocinas, bebidas alcohólicas “cognac” y juguetes, entre otros.