Banner

Por Amin Vera
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La inflación mensual más alta del año se registró durante noviembre, tras alcanzar 0.93 por ciento y una tasa anual de 3.62% para 2013, según cifras desestacionalizadas presentadas por el Inegi.
Entre los factores que más influyeron en este repunte, estuvo el fin del programa de tarifas eléctricas de verano, que mantenía subsidios temporales en las ciudades de Mexicali, Juárez, Culiacán, Chihuahua, Hermosillo, Matamoros, Colima, La Paz, Huatabampo y Jiménez.
Dicho encarecimiento determinó que el rubro de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno tuviera un aumento de 3.88% durante el penúltimo mes del año.
En el mismo sentido, las frutas y verduras contribuyeron de manera importante en el incremento del nivel general de precios, tras sufrir un alza mensual agregada de 8 por ciento.
Tanto la electricidad como los alimentos son contabilizados en el componente de la inflación no subyacente, que alcanzó una variación positiva de 3.54%, mientras que la subyacente apenas subió 0.14 por ciento.
Entre los productos cuyos precios experimentaron un mayor crecimiento durante el undécimo mes del año estuvieron el chile serrano, el chile poblano, la cebolla, el jitomate, la electricidad y otros chiles frescos.
Por el contrario, el pepino, la naranja, el aguacate y el plátano fueron los artículos que más se abarataron en el mismo periodo.