El aumento en los insumos y los energéticos generaron el aumento indicó la AMCI


Por Alfredo González
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- El complicado año que vivió el sector de la construcción, que se vio afectada por el estancamiento de la inversión en proyectos de infraestructura, está a punto de pasar factura.
La industria concretera anunciará un incremento de 12 por ciento al precio del concreto premezclado debido a que los costos de los insumos y los energéticos hacen insostenible mantener el precio anterior, dijo Fernando Luna, presidente de la Asociación Mexicana de Concreteros Independientes (AMCI).
De acuerdo con un sondeo realizado cada semana por EL NORTE, el concreto común cerró la semana a un precio de mil 302.43 pesos, que con el costo de bombeo, de 252.63, alcanza un promedio de mil 564 pesos, cuando una semana antes el precio era de ml 504, es decir, un 4 por ciento mayor.
"Esta medida es indispensable para mantener la calidad en la producción y el abasto del insumo que se utilizará en la construcción de caminos, puentes, puertos y demás obras de infraestructura que proyecta la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para este sexenio", advirtió Luna.
Los concreteros independientes se suman así al anuncio que hizo Cemex de un aumento de 7.5 por ciento en el precio de su concreto premezclado desde el pasado 30 de noviembre.
Esta industria es fundamental para la economía mexicana, pues genera una derrama económica de 36 mil millones de pesos anuales, con una capacidad de producción de 50 millones de metros cúbicos en el mismo periodo.
El pasado 30 de noviembre, Cemex aumentó en promedio, a nivel nacional, en 100 pesos el precio del metro cúbico de concreto, lo que equivale a una alza del 7.5 por ciento.
Jorge Pérez, vocero de la cementera regia, informó que este es el segundo incremento que aplica la compañíía en el presente año.
El pasado 18 de julio, Reforma publicó que Cemex aplicó a nivel nacional una alza del 4 por ciento en su concreto premezclado, para compensar el aumento en los costos de sus principales insumos, así como por los incrementos a su logística y mantenimiento.
En agosto y como anticipo a un repunte de la actividad derivado de nuevas obras de infraestructura gubernamental, la industria productora de concreto para la construcción había anunciado que preparaba inversiones por 300 millones de dólares en el transcurso de los próximos seis años.