Por Vania Guerrero
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En estas fiestas, regalar una televisión puede ser un gran detalle, pero se debe tener cuidado con no regalar un problema.
Aunque de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-192-SCFI/SCT1-2013, publicada en octubre, se dejarán de comercializar los televisores análogos el 12 de febrero, aún existen en tiendas ofertas para adquirir este tipo de aparatos, por lo que es muy importante revisar las características del producto antes de adquirirlo.
Para disminuir el flujo de televisiones análogas, la norma también estableció que el viernes pasado sería el último día en que se importarían televisiones analógicas.
Si se está pensando en cambiar el o los televisores de la casa o negocio, será necesario revisar que se trate de uno de última generación, pues éstos ya tienen instalado en su interior el sintonizador ATSC (Advance Television System Committee) para recibir la señal digital.
Esto, porque durante 2014 y 2015 se realizará un proceso conocido como Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), llamado también como apagón analógico, mediante el cual se verán imágenes más nítidas, sin fantasmas, ni interferencia.
Sin embargo, de acuerdo con el INEGI, menos de 30% de la población mexicana tiene una televisión digital.
Es fundamental revisar todas las características del modelo de televisor que se quiere adquirir y verificar que cuente con la capacidad para recibir, sintonizar y reproducir las señales digitales.
No todas las televisiones HD (alta definición) tienen capacidad de reproducir señales digitales, por lo que es necesario corroborar sus funciones antes de adquirirla.
En 2011, se vendieron aproximadamente un millón 500 mil aparatos analógicos; y en 2012, un millón 70 mil, de acuerdo con el sitio oficial de la TDT.