Por Gonzalo Soto
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los juicios en línea que ofrece el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) han aligerado la carga para el contribuyente.
Esta modalidad de litigios han abierto una oportunidad para que los causantes lleven sus asuntos de manera rápida, económica y sin necesidad de tantos papeles.
Desde que se lanzaron en 2011, los juicios en línea han atraído 2 mil 899 casos que han derivado en mil 264 sentencias definitivas por parte de los magistrados del TFJFA.
De acuerdo con datos del Tribunal, los juicios en línea se resuelven en promedio entre 90 y 100 días, mientras que los ordinarios en 13 meses.
“Se trata de un sistema muy práctico para la resolución de casos en el Tribunal, aunque aún falta mucha cultura jurídica para que los juicios en línea puedan ser una realidad más completa.
“Vivimos en una cultura en la que hay abogados y sus propios clientes aún se resisten a llevar el juicio sin papel, pero eso está cambiando”, afirmó Juan Manuel Jiménez Illanes, magistrado presidente del TFJFA.
Quienes han probado los beneficios de los juicios en línea han quedado satisfechos, pues 60 por ciento de los asuntos en ese sistema los llevan abogados y contribuyentes que ya habían trabajado con el esquema digital, afirmó.
Jiménez Illanes añadió que los juicios en línea tienen un panorama muy positivo en el futuro, pues las nuevas generaciones de abogados, acostumbradas al manejo de herramientas digitales, tendrán una mayor familiaridad con esta plataforma.
Por lo pronto, afirmó, el Tribunal continuará con la promoción de los juicios en línea, pues esperan que unos años aquello de que “papelito habla” sea solamente una cosa del pasado.

Proceso sencillo
Un juicio en línea es simple y para empezar es necesario que la persona que llevará a cabo el proceso judicial se dé de alta en alguno de los módulos de atención de las salas del Tribunal.
Para el registro se requiere una identificación oficial, correo electrónico y la Firma Electrónica Avanzada (Fiel) vigente, que expide el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en módulos de atención a contribuyentes.
Durante el registro se le dará un nombre de usuario, que generalmente es la primera letra de su nombre de pila seguido de su apellido, y una contraseña que el propio contribuyente escoge para tener mayor seguridad sobre dicha clave.
Todo el proceso de registro no toma más de 20 minutos, de acuerdo con la estimación del propio Tribunal.
Una vez completo el registro inicial, podrá ingresar al portal de juicios en línea del TFJFA, donde en la sección de registro de demanda ingresará los datos necesarios para llevar a cabo su proceso.
Primero se le requerirá determinar qué tipo de juicio está buscando, ya sea un juicio de nulidad, lesividad o llevarlo a cabo por la vía sumaria.
Posteriormente debe señalar si se trata de una persona física o moral, así como el nombre y los datos de la demanda, para luego escribir el domicilio y el correo electrónico del demandante.
Quien lleva a cabo la demanda debe indicar qué acto es el que está impugnando y en qué parte de la ley está fundando su queja, para que los magistrados cuenten con más información sobre el caso.
El contribuyente deberá añadir un escrito de la demanda inicial, así como los archivos electrónicos que presentará como pruebas a su favor para el análisis de los magistrados.
En todo el proceso, desde la presentación de la demanda hasta la sentencia, el contribuyente no debe enviar ningún documento impreso al Tribunal, a menos de que se trate de pruebas físicas que no puedan ser escaneadas y resulten relevantes para su caso.
Los magistrados llevan a cabo las notificaciones y las resoluciones de la misma manera que en otro tipo de juicios, solo que en este caso el contacto con las partes involucradas es a través del portal de juicios en línea o por correo electrónico.