EL UNIVERSAL
ZACATECAS.- El procurador Arturo Nahle García informó que la investigación de la desaparición de la periodista Zoila Márquez fue atraída por la PGR, y reveló los avances de la indagatoria que indican que la periodista presuntamente no fue secuestrada ni perseguida, ya que se detectó que ella jamás acudió a entregar unas películas, sino que tomó otra ruta con rumbo a Aguascalientes o San Luis Potosí.
La desaparición ocurrió el pasado 7 de diciembre en la capital del estado, cuando salió de su domicilio ubicado en la avenida San Marcos rumbo a la avenida 5 Señores, aproximadamente a las dos y media de la tarde en un vehículo Pointer, color plata, modelo 2006, cuando se disponía a entregar unas películas.
A casi dos semanas de su desaparición, en conferencia de prensa, el fiscal zacatecano anunció que ya se obtuvo el resultado de las cámaras de videovigilancia y en la última imagen que la reportera fue captada es una cámara ubicada en la Unidad Regional de Seguridad (UNIRSE), ubicada en Las Arcinas.
Además, el procurador dio visos de que la reportera pudiera estar con vida y en algún otro estado, incluso, dijo que pudiera ser que haya viajado a la ciudad de México, ya que allá tiene “dos amigas”.
Por ello, mencionó que también se ha solicitado la colaboración de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal para ubicar los domicilios de ambas amigas con la esperanza de dar con su paradero.
Agrego: “Espero que pronto aparezca y sea ella quien pueda decirnos las razones por las que desapareció”.
Arturo Nahle precisó que se logró ubicar el vehículo por sus particularidades, ya que tiene rines deportivos, un espejo retrovisor negro y otro blanco, así como una leyenda en chino o mandarín, así como una leyenda de “Canal 44 NTR”.
De inmediato mostró imágenes impresas de las nueve cámaras y dijo que la primera cámara ubicada en el bulevar López Mateos captó al vehículo a las 14:31:14, mientras que la segunda cámara que está a la altura de la secundaria técnica 1, capta el vehículo a las 14:33 horas.
Enumeró las siguientes cámaras hasta que mencionó que a partir de la quinta cámara se ubica el vehículo sobre el mismo bulevar de la zona metropolitana, pero ya dentro del Municipio de Guadalupe en las que se ubica el mismo vehículo, pero a las 14:57:39 es donde fue captada por la novena cámara instalada en la UNIRSE de las Arcinas.
Precisó que en esta cámara es un video de mayor resolución y se ve con mayor claridad la imagen del vehículo y de la misma Zoila Márquez conduciendo sola.
Por tanto, aseguró que con estos avances se muestra que la reportera no fue secuestrada, ni era perseguida por ningún vehículo que debilita varias líneas de investigación relacionadas a su profesión, secuestro o a la delincuencia organizada.
Incluso, el procurador mencionó que esta misma información se les proporcionó ayer tanto al esposo como a los padres de Zoila Márquez y aseguró que esto era un dato positivo.
También aclaró que la Procuraduría General de la República (PGR) atrajo el caso debido a que hay dos denuncias interpuestas: una por parte del esposo Iván Pastor ante la fiscalía zacatecana y otra ante la PGR por parte de los padres de la reportera.
Empero, dijo que este jueves la fiscalía federal le notificó que atrajo el caso por la cuestión de los delitos cometidos contra la libertad de expresión y mencionó que es debido al clamor del gremio periodístico, ya que este hecho ha causado impacto de carácter nacional e internacional.
Por su parte, los padres de Zoila Márquez, Humberto Márquez y Zoila Chiu, padres de Zoila Márquez, minutos antes de la conferencia del procurador insistían en que hasta ese momento ellos desconocían el paradero de su hija y dijeron estar muy desconcertados.
Mencionaron que mientras ellos no sepan en concreto el paradero de su hija no pueden decir otra cosa y lo único que piden es que aparezca, pero también pidieron a los medios no especular y dar fuentes veraces de su información.