En menos de dos horas maestros mueven su campamento con la advertencia de la fuerza pública de no hacerlo

Por Antonio Baranda

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- El plantón de Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se compacta.

El Gobierno del DF orilló ayer al magisterio disidente a concentrar todas las carpas de su campamento en la plancha de la Plaza de la República, que luce desolada desde hace más de una semana.

Con la advertencia de usar la fuerza pública si no liberaban las banquetas de las inmediaciones del Monumento a la Revolución, los disidentes retiraron lonas y casas de campaña.

Según relataron, autoridades capitalinas se presentaron en el campamento y les dieron dos horas para “subir” las carpas a la explanada.

En la zona ya se encontraban al menos 500 granaderos --a bordo de una docena de camiones-- listos para actuar en caso de encontrar oposición. Sin embargo, los que quedan en el plantón accedieron.

“Nuestros dirigentes nos dijeron que ese fue el acuerdo al que llegaron con el Gobierno del DF, pero los que estamos en el campamento jamás nos enteramos de eso.

“Se están aprovechando de que el plantón no está tan lleno, para replegarnos y concentrarnos en un solo punto, no me parece, pero es lo que nos pidieron”, dijo un integrante de la Sección 9.

Las banquetas de Avenida de la República y de las esquinas donde confluyen La Fragua e Ignacio Ramírez con el circuito vial del Monumento quedaron libres a las 16:00 horas.

Empleados de limpia retiraron cajas de cartón y madera, bolsas con basura, mantas, envases y palos, entre otros objetos, antes de lavar las banquetas y dejarlas listas para el paso de peatones.

En tanto, los replegados, en su mayoría originarios de Veracruz, reinstalaron sus carpas en la explanada, donde había varios espacios disponibles por el éxodo de los últimos días.

Hermilo Baltazar, integrante de la comisión política nacional de la CNTE, dijo que si bien aceptaron el reacomodo, por motivos de seguridad, en los próximos días se reforzará el plantón.

“Hay varios contingentes que ya están aquí en el plantón de manera representativa y en esta semana se van a sumar más, van a llegar más compañeros.

“Entonces estamos previendo de que los compañeros se van a acomodar en la explanada por su seguridad, pero el 27, 28 de diciembre se va a volver a extender este campamento”, señaló.

Hacia las 23:00 horas de ayer se tenía previsto que 200 maestros de la sección 22 regresaran a Oaxaca; otros 50 volvieron a Campeche durante la tarde.

Antes de reorganizar su plantón, un reducido grupo de la CNTE se manifestó en la sede del Gobierno de Yucatán, que se encuentra vacío y en proceso de remodelación.