Banner

Por Ma. Elena Sánchez
AGENCIA REFORMA
TORREÓN.- Mientras que las autoridades mexicanas le apuestan al olvido en el llamado “Moreirazo”, en Estados Unidos siguen investigando, prueba de ello fue la detención en McAllen, Texas, de la esposa de Jorge Torres López, ex gobernador interino de Coahuila y quien enfrenta una orden de aprehensión en ese País por fraude bancario y lavado de dinero, afirmó el senador del PAN, Luis Fernando Salazar Fernández.
“Es una contradicción respecto de lo que debería de ser la actuación de la autoridad mexicana, que en primer lugar es quien en teoría es la autoridad agraviada porque fue en perjuicio de los ciudadanos mexicanos, coahuilenses el ‘Moreirazo’, el desvío de recursos y parece que el interés de hacer justicia está en otro lado, en otro País, y no aquí”, señaló.
María Carlota Llaguno de Torres fue detenida por agentes federales estadounidenses el 21 de noviembre en el Aeropuerto Internacional de McAllen, Texas, y se le negó el acceso a ese País, además de que se le canceló su visa, de acuerdo a su abogado Tony Canales, en una carta entregada el 23 de diciembre a la Corte para el Distrito Sur de Texas en Corpus Christi.
Los agentes federales pretendieron obtener información de Llaguno de Torres sobre el litigio que se le sigue a esposo, a quien se le congeló una cuenta de 2.7 millones de dólares depositados en 2008 en una cuenta bancaria en Bermudas y que Estados Unidos busca decomisar por medio de una demanda civil paralela al proceso penal.
“Los abogados que contratamos (los legisladores del PAN) en Estados Unidos para reclamar el dinero que le fue incautado a Javier Villarreal (ex tesorero del Estado de Coahuila) en este mismo asunto, nos dicen que en Estados Unidos no toleran que utilicen el sistema financiero para lavar de dinero más cuando es producto de malversación de fondos, de fraude”, indicó Salazar Fernández.
“Yo creo que la autoridad estadounidense está haciendo lo que tiene que hacer y lamento muchísimo que aquí en México, en Coahuila, no ocurra absolutamente nada, que pasen los días, los meses y los años y nada”.