Acusan a lideresa de lavado de dinero, crimen organizado y defraudación


Por Abel Barajas

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Días atrás prepara su epitafio: “Aquí yace una guerrera”.

Veinticuatro años de reinado en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) terminan el 26 de febrero, cuando la PGR sorprende a Elba Esther Gordillo a bordo de su avión en el Aeropuerto Internacional de Toluca.

Gordillo dirige el sindicato de maestros, el más grande de América Latina, con ingresos anuales de 7 mil 661 millones de pesos.

La PGR y Hacienda arman –en sólo 10 días- un expediente en el que le fincan los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero por mil 978 millones de pesos. El dinero corresponde a transferencias que hizo el SNTE a cuentas bancarias de particulares, tras la autorización por escrito del ex tesorero Héctor Jesús Hernández, el ex esposo de la maestra Francisco Arriola Urbina, el ex dirigente Rafael Ochoa Guzmán, José Ángel Ibáñez Montes y, del actual líder Juan Díaz de la Torre.

Los recursos son recibidos por Isaías Gallardo Chávez, Juan Manuel Díaz Flores y Nora Guadalupe Ugarte Ramírez, una mujer que trabaja por décadas en el SNTE y que, al ser detenida, opta por colaborar con la PGR y entregar la información que tiene.

Los tres son detenidos y Ugarte es quien delata que a través de esas cuentas pagaban un tren de vida de Gordillo al ritmo de 15 millones de pesos al mes que también disfrutaban Mónica Arriola y Maricruz Montelongo, hijas de la maestra. Sus cirugías reconstructivas en Arizona, tratamientos en hospitales de Houston, salones de belleza en Hollywood, el shopping en tiendas Neiman Marcus, las casas en San Diego, los vuelos privados… todo proviene del dinero desviado desde el gremio magisterial.

Pero eso no es todo. Gordillo deja abierto otro filón para las autoridades: declara al fisco ingresos por un millón 100 mil pesos de 2009 a 2012, lo que basta para que Hacienda verifique sus cuentas y le finque otro proceso por una defraudación de 2 millones 199 mil pesos. A la fecha tiene en curso tres averiguaciones por lavado de dinero y fraude al fisco, mientras que sus colaboradores tienen seis indagatorias por delitos similares.