Por Mauro de la Fuente
AGENCIA REFORMA
MATAMOROS.- Apenas se enteraron que Paloma Marlene Noyola Bueno, la niña a la que la revista Wired comparó con Steve Jobs, era su compañera de escuela, su vida cambió.
Hoy todos sus vecinos quieren conocer a la famosa alumna de la Secundaria Técnica Número 4.
“Todo ha sido para bien, ahora la gente nos busca, quieren conocer a Paloma, especialmente los vecinos que saben que estudia conmigo”, dijo Daniela Montes Vázquez, su compañera de pupitre.
Indicó que aunque el comportamiento de Paloma sigue siendo el mismo que cuando inició el ciclo escolar, los demás compañeros la hacen sentir especial.
“Soy amiga de Paloma desde que llegó a la escuela, ahora todos los chavos quieren tomarse fotos con ella, la quieren conocer, igual las niñas. Ella sigue siendo muy sencilla como siempre”, dijo.
Su casa, explicó, es el lugar donde realizan las tareas que le encargan en la escuela por equipos, y cuando ella llega es como si apareciera una estrella.
“Los vecinos ya la están esperando para conocerla, para platicar con ella, es muy bonito”, dijo la menor.
Marlene Hernández Valadez, otra de las compañeras de la estudiante que obtuvo el mayor puntaje en matemáticas en la prueba Enlace en 2011, cuando cursaba el quinto grado de primaria, señaló que ahora tiene más amigos gracias a la amistad con Paloma.
“Todos quieren saber de Paloma. Ella es mi amiga desde el primer día de clases. Fui a la primera que le habló, nos llamamos casi igual y eso es padre”, indicó.
Algunos de sus vecinos, con quienes nunca había convivido, le piden ahora que lleve a su casa a la “niña Jobs” para conocerla.
Jennifer Arely Gutiérrez Zárate, quien cursa junto con Paloma el primer grado, dijo que también sus familiares, amigos y vecinos constantemente le piden que la lleve a su casa.
“Quisieran muchos conocerla, sobre todo porque es muy inteligente a pesar de ser muy humilde. Se sienten orgullosas de ella”.
“Se emocionan porque soy amiga de Paloma. Es un orgullo que sea mi compañera”, indicó.
Después de su participación en el concurso de cálculo mental convocado por el Tec de Monterrey, Campus Ciudad de México, Paloma se ha dedicado a estudiar y sus calificaciones en la escuela son de 9 y 10.
“Es una buena estudiante, le echa muchas ganas a pesar de sus carencias y, eso sí, es muy buena para las matemáticas”, dijo Genoveva Hi, la directora de la secundaria donde Paloma cursa su primer año de secundaria.