Banner

Por Diana Baptista
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En 2013, los homicidios dolosos vinculados a la delincuencia organizada presentaron sus niveles más bajos desde 2009.
Según información del Gobierno Federal, el año pasado se registraron 10 mil 192 ejecuciones, la cifra más baja desde 2009, año en que se contabilizaron 9 mil 612.
Después de un crecimiento a partir de 2008, el pico de la violencia en el País se observa en 2011, año en que se contaron 16 mil 990 ejecuciones.
A partir de octubre de 2012, las cifras comenzaron a bajar; dicha tendencia se mantiene hasta el momento.
Por ejemplo, en enero de este año se registraron 575 ejecuciones, la cifra más baja desde septiembre de 2008, que registró 573.
De enero de 2007 a 4 de febrero de 2014, 77 mil 207 personas fueron víctimas de homicidios dolosos vinculados a la delincuencia organizada.
Es decir, en México hubo un promedio de 30 ejecuciones al día.
Esto también implica que 62 de cada 100 asesinatos cometidos en el País, durante los últimos siete años, estuvieron relacionados con la delincuencia organizada.
Cifras del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indican que, de enero de 2007 a diciembre de 2013, se registraron 122 mil 934 homicidios dolosos; de estos, 76 mil 565 estuvieron vinculados.
La información federal sobre el histórico serial de 2007 a 2014 no especifica los criterios utilizados para diferenciar los móviles de los asesinatos.
A través del SESNSP, y con base en reportes de las fiscalías de las entidades, el Gabinete de Seguridad Federal informa cada mes respecto a homicidios dolosos y otros delitos de alto impacto ocurridos en el País.
Sin embargo, desde agosto del año pasado ya no se reportan aquellos homicidios relacionados con la delincuencia organizada, después de que expertos y activistas criticaron la poca fiabilidad en el método para identificarlos.
Las cifras federales también muestran una relación entre el crecimiento del número de ejecuciones y el número total de homicidios dolosos registrados por el SESNSP.
Por ejemplo, en 2007, el 27.49 por ciento de las muertes (un total de 2 mil 819) se vincularon con la delincuencia organizada; para 2008, el porcentaje incrementó al 51.87 por ciento (con un total de 6 mil 825 ejecuciones).
Para 2011, el año más violento, el 74.33 por ciento de los homicidios dolosos estuvieron relacionados con la delincuencia organizada.
De 2010 a 2012, los asesinatos presentaron niveles considerados epidémicos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), dado que rebasaron el límite de 10 muertes por cada 100 mil habitantes.