Por Mayolo López
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Enterado de la captura de su presunto secuestrador, Diego Fernández de Cevallos afirmó que como cristiano ya perdonó, pero eso no significa, aclaró, que no deba reclamar que se aplique la ley.
“Mi respuesta es muy sencilla: mi secuestro terminó cuando fui liberado”, señaló el ex candidato presidencial panista en breve entrevista.
“Mi familia y yo hemos perdonado como cristianos, pero reclamamos, naturalmente, que las autoridades hagan su trabajo, que apliquen la ley y que no haya violación a los derechos humanos”.
Daniel Fernández “El Pelacas”, presunto plagiario de “El Jefe Diego” en mayo de 2010, fue capturado ayer por elementos de la Marina en el Fraccionamiento Residencial La Vista, en Puebla.
En 2011, Óscar Osvaldo García Montoya, “El Compayito”, líder de la organización delictiva La Mano con Ojos, declaró a autoridades mexiquenses que un hombre apodado “El Pelacas” había participado en el secuestro de Fernández de Cevallos.