Banner

Por Karina Suárez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Las salvaguardias comerciales implementadas por Colombia tienen contra las cuerdas a las exportaciones acereras nacionales.
El año pasado, el Gobierno colombiano inició cuatro investigaciones de salvaguardia contra las importaciones de alambrón, barras corrugadas y alambrón corrugado.
Luego de la investigación, en octubre pasado, Colombia impuso medidas provisionales para las importaciones de alambrón y varilla.
De confirmarse definitivamente las salvaguardias, firmas como Ternium, Arcelor Mittal, Deacero, Grupo Simec, se verían obligados a dejar un mercado que representa ventas por 500 millones de dólares anuales.
Juan Antonio Reboulen, presidente de la dirección de Comunicación de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) señaló que estas medidas se pueden prestar a posibles represalias comerciales por parte de los gobiernos.
La empresas siderúrgicas colombianas argumentan que en los últimos años las importaciones de estos productos siderúrgicos han crecido significativamente.
Sin embargo, Juan Manuel González, administrador comercial de la acerera Simec, aseguró que las empresas colombianas no tienen la capacidad instalada para abastecer su mercado doméstico.