Las propiedades del calostro refuerzan el sistema
inmunológico del recién nacido


NOTIMEX
CD. DE MÉXICO.- En México cada año más de 35 mil niños menores de cuatro años mueren por causas prevenibles, de ellos unos 28 mil son menores de un año y muchos podrían haberse salvado si de recién nacidos se hubieran alimentado con leche materna, reveló un estudio de la organización Save the Children.
En conferencia de prensa al dar a conocer el reporte “Lactancia y maternidad en México: Retos ante la Inequidad”, la directora de esa organización, María Josefina Menéndez, explicó que gracias a las propiedades del calostro la primera leche materna refuerza el sistema inmunológico del recién nacido.
Además actúa como la primera vacuna natural contra enfermedades respiratorias y gastrointestinales, principales causas de mortalidad infantil en niños menores de un año y esa protección se extiende como una defensa inigualable contra la desnutrición infantil, explicó.
A pesar de estos beneficios el promedio de infantes que recibe lactancia materna exclusiva en el País es bajo, pues en zonas urbanas es de 14.4 por ciento y en rurales de 18.5, comparado con países como Cuba y Brasil donde el porcentaje supera 40 por ciento, precisó.
Comentó que el estudio muestra que 85 por ciento de los niños que nacen en México carecen de la protección que la lactancia materna aporta, pues se ha incrementado el uso de leche de fórmula para alimentarlos.
Josefina Menéndez detalló que de acuerdo con la investigación entre 2006 y 2012 se incrementó el consumo de leche de fórmula en México en 5.5 por ciento y se detectó un incremento de cuatro por ciento en el de café o té, líquidos que están desplazando la lactancia materna, incluso en menores de seis meses.
La directiva expresó la preocupación de esta organización por la existencia de prácticas en el Sector Salud que no son óptimas para promover la lactancia materna adecuada.
Entre ellas, mencionó la falta de información sobre las mejores maneras de alimentar al recién nacido y en muchas ocasiones recomendar el uso de leche de fórmula cuando no es necesario, así como abuso de cirugías de cesárea.
En ese sentido detalló que mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no rebasar 15 por ciento de esas cirugías en México se llega a 37 por ciento para que una mujer dé a luz.
La representante de UNICEF en México, Isabel Crowley, recordó que el país está cerca de lograr el cumplimiento de los objetivos del desarrollo del milenio en los puntos cuatro y cinco respecto de la mortalidad infantil y materna, aunque subsisten disparidades asociadas con la pobreza y marginación que impiden un avance rápido.
Mencionó que se debe aumentar con el esfuerzo la cobertura en salud, sobre todo considerando que la carencia de esos servicios afecta a 21.5 por ciento de la población en general de acuerdo con cifras del Coneval en 2012 y a 19.7 por ciento de la población infantil y adolescente.