Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- Tres presidentes municipales no reconocidos por los grupos de autodefensa fueron sacados ayer por la tarde de una reunión con el comisionado federal para la seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo.
Ya sentados en los lugares que les habían asignado dentro de la Casa de Gobierno, los alcaldes de Tepalcatepec, Aguililla y Buenavista Tomatlán fueron invitados a abandonar el lugar.
“Ya estaba sentado, ya me habían servido refresco, ya estaba instalado; había un personalizador con mi nombre. Todavía no iniciaba la reunión y no llegaba aún el comisionado cuando me pidieron que saliera del salón”, señaló el edil de Tepalcatepec, Guillermo Valencia.
El encuentro fue convocado a las 14:00 horas en la Casa de Gobierno, la residencia oficial del gobernador Fausto Vallejo.
La cita fue para los presidentes municipales emanados del PRI, con el objetivo de sostener un diálogo con Castillo, encargado de la estrategia de seguridad en la Entidad.
Valencia no quiso dar detalles sobre la forma en que fueron retirados de la reunión minutos antes de que arribara el comisionado.
Sin embargo, otros ediles asistentes confirmaron que quien les pidió dejar el recinto fue Jaime Mares Camarena, coordinador de Desarrollo Municipal en el Estado.
“El argumento que les dieron fue que el comisionado quería ver las cosas de sus municipios directamente con ellos”, comentó uno de los alcaldes consultados.
Según testigos, Valencia le recordó a Mares que él iba en su carácter de alcalde de Tepalcatepec, localidad en poder de autodefensas desde febrero del año pasado.
“Sí, pero no puedes quedarte”, le insistió el funcionario de Vallejo.
Luis Torres y Jesús Cruz Valencia, alcaldes de Buenavista Tomatlán y Aguililla, también fueron invitados a abandonar la Casa de Gobierno. Sus pueblos están igualmente bajo control del movimiento armado.