Banner

Los efectos resultantes de un mayor crecimiento potencial del PIB son derivados en buena medida de la Reforma Energética

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Entre los países emergentes, México es el mejor posicionado para enfrentar la volatilidad financiera global que resulta de los estímulos monetarios de la Reserva Federal de Estados Unidos, señala el Informe Estratégico de Mercados, elaborado por Global Markets Research de la Banca Corporativa y de Inversión de BBVA Bancomer.
En la presentación del Informe, Álvaro Vaqueiro, director general de Mercados Globales de BBVA Bancomer, comentó que las empresas más expuestas a ingresos generados en México, sensibles al ciclo local, y que al mismo tiempo puedan beneficiarse de las economías de escala, serán las ganadoras más inmediatas del crecimiento adicional generado por las reformas estructurales.
Agrega que los efectos resultantes de un mayor crecimiento potencial del Producto Interno Bruto (PIB), derivados en buena medida de la Reforma Energética, serán visibles a partir de 2015, pero con mayor fuerza a partir de 2016. Este factor, sumado a la normalización de choque en el ingreso disponible de las familias, hace pensar que se comenzará a ver un crecimiento más acelerado de las utilidades corporativas en los próximos dos años.
En su oportunidad, Ociel Hernández, estratega en jefe de Tasas de Interés, Tipo de Cambio y Macroeconómico de BBVA Bancomer, enfatizó que “las tasas de interés de largo plazo locales tienen espacio para reaccionar con menor magnitud a la subida de tasas de interés en Estados Unidos; aunque en 2014, todavía veremos algo de volatilidad derivado del cambio de postura monetaria en EU”.
Con relación al tipo de cambio, destacó el buen desempeño del peso en el actual entorno de volatilidad global, lo cual implica que los inversionistas ya están descontando una mejora estructural de la economía; sin embargo, el tipo de cambio podría todavía enfrentar límites de apreciación este año ante la mayor incertidumbre en otros mercados emergentes.
Por su parte, Rodrigo Ortega, analista en jefe de Renta Variable BBVA Bancomer, enfatizó que tomando en cuenta el voto de confianza al proceso reformador desde finales de 2012 y cercanos a que la regulación secundaria de la Reforma Energética vea la luz, existen algunos sectores que se podrían beneficiar de un mayor crecimiento económico, como Fibras, empresas vinculadas a la construcción de infraestructura, y bancos.
El alza de la aversión global al riesgo genera volatilidad en los mercados financieros de países emergentes. En este contexto, México se distingue con un alza de su calificación de deuda soberana, que contribuye a menores costos de financiamiento y a una diferenciación positiva.
Además, y en este contraste con otros emergentes, no se observan salidas abruptas de flujos de inversión extranjeros.