El País está en la mira de empresas multinacionales en materia de inversión para plantas manufactureras: Lench

Por Mar Zarrabal

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- México se perfila para ser potencia en el sector automotriz e incluso, en tres años, podría pasar del cuarto al segundo lugar como exportador global, prevé EY (antes Ernst & Young).

Esto, siempre y cuando se mantengan los niveles de inversión externa anual como hasta ahora, entre otras medidas como la claridad en reglamentos y leyes secundarias de las reformas aprobadas, señaló en conferencia Andrés Lench, consejero de la firma.

“Hay muchos factores que se están poniendo en su lugar para ofrecer un mejor ambiente al inversor, lo que podría impulsar esto es la aceleración de leyes secundarias y reglamentos”, destacó Lerch.

“Necesitamos un poco de velocidad en cuanto a toma de decisiones del Gobierno para acelerar inversiones que tanto tiempo han estado paradas”.

El experto considera que México está en la mira de empresas multinacionales en materia de inversión para plantas manufactureras, sobre todo de la región asiática y de marcas de lujo.

Además, la entrada de modelos más baratos, un programa de chatarrización competente y estricto, así como planes de financiamiento y esquemas de crédito más eficaces también podrían generar alzas en el mercado interno.

Sin embargo, acuerdos comerciales como el TPP podrían deslizar ligeramente al País en una zona de riesgo por la sobreproducción de unidades.

“Sí hay riesgos de sobreproducción, pero las compañías están enfocadas en la cadena de oferta y demanda, es poco probable que se quede un stock grande sin venderse”, mencionó Jeff Henning, socio de asesoría y líder global de mercados automotrices de EY en conference call.

“Una forma de mitigar el riesgo es poner a inversionistas y consumidores en el mismo mercado”, agregó.

Ante tal panorama, la industria tendría que adaptarse a las peticiones del consumidor en los próximos cinco años para poder hacer frente, además, a la volatilidad del mercado.

Otro obstáculo que los expertos consideran es la pérdida de talento, tales como ingenieros y personal técnico.