La menor les había robado dinero; buscó junto a cómplices aparentar una ejecución al estilo del ‘narco’

Por Pedro Sánchez Briones
AGENCIA REFORMA
CIUDAD JUÁREZ.- Una adolescente de 15 años de edad, mató y calcinó a su madre y hermana adoptivas, luego de robarles dinero de sus tarjetas de débito, informó la Fiscalía General del Estado.
La menor, identificada como Karen G., fue detenida junto con otros dos hombres, uno de ellos su novio, quienes presuntamente la ayudaron a cometer el doble homicidio.
De acuerdo con la Fiscalía, las calcinaron para aparentar una ejecución al estilo de la delincuencia organizada.
Los hombres señalados como cómplices son Héctor Everardo Alvarado Romero, de 21 años, y René Zagarnaga Velázquez, de 26.
Las víctimas, Elsa Ruth Palomero Serment, de 68 años, y su hija Katia Natalia González Palomero, de 46, fueron halladas sin vida el 12 de marzo pasado en el cruce de las calles Miguel de la Madrid y Enrique Pinocelli, en el Parque Industrial Aero-Juárez, al Sur de la ciudad.
Su identidad se obtuvo por medio de estudios en antropología forense y genética, debido a que sus cuerpos estaban totalmente calcinados.
“Al conocer del entorno familiar de la adolescente detenida se estableció que es hija adoptiva de la señora Elsa Ruth Palomero Serment”, informó hoy la Fiscalía, luego de presentarlas ante los medios de comunicación.
De acuerdo con las investigaciones y declaraciones de los implicados, se pudo establecer que el móvil fue el robo.
“Planearon el asesinato de las mujeres con varios días de anticipación e incluso compraron 5 litros de gasolina que escondieron en el jardín de la casa donde sucedió el homicidio”, agregó la dependencia.
El martes 11 de marzo a las 21:00 horas, la adolescente llegó a la casa de su madre adoptiva, ubicada en la calle Azabache y Bronco, en el fraccionamiento Hacienda de las Torres, acompañada por Alvarado Romero y Zagarnaga Velázquez, quienes sometieron a la mujer, de 68 años, la arrojaron al piso, y ésta ya no pudo levantarse porque se fracturó la columna.
Después, añadió la Fiscalía, le ataron las manos con cinta canela y la torturaron para que les diera el número confidencial de la tarjeta de débito donde tenía una cantidad importante de dinero.
Posteriormente llegó al domicilio Katia Natalia, quien también fue atada y torturada para que diera información sobre su tarjeta de nómina.
“Uno de los sujetos se dirigió a un cajero automático con tres tarjetas de las víctimas y dispuso del efectivo, luego regresó a la casa para informar que sí era correcta la información recabada y que había retirado el efectivo”, comunicó la Fiscalía.
Después, ambas mujeres fueron obligadas a tomar pastillas para que perdieran el conocimiento y las golpearon en la cabeza hasta causarles la muerte.
Luego las envolvieron en cobijas y las subieron a la cajuela de un automóvil de la marca Pontiac Grand Am de color verde modelo 1995, propiedad de Elsa Ruth, la madre adoptiva.
“Minutos después trasladaron los cadáveres hasta el cruce de las calles Miguel de la Madrid y Enrique Pinoncelli, donde los rociaron con la gasolina y les prendieron fuego”.
La detención de los tres presuntos responsables se realizó ayer cuando tripulaban el auto de la víctima por las inmediaciones de la colonia Portal del Roble.
También se les aseguraron tres tarjetas de débito y un celular a nombre de las mujeres asesinadas y se investiga sobre la sustracción de más objetos de valor, como joyas.
Los imputados fueron presentados ante el agente del Ministerio Público para ser puestos a disposición de los tribunales competentes.