Banner

Retiraron escoltas a edil asesinado; en 2012 Gustavo Garibay ya había librado un ataque




Staff

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- El alcalde de Tanhuato, Gustavo Garibay García, quien había denunciado que el atentado que sufrió en 2012 fue por negarse a pagar un moche, fue ejecutado ayer en ese Municipio de Michoacán.

El edil fue acribillado en la mañana de ayer al salir de su casa en el Centro de esa localidad, ubicada en los límites con Jalisco, informó la Procuraduría Estatal.

El 31 de octubre de 2012, el presidente municipal panista quedó herido tras un ataque. En esa ocasión, dijo a sus allegados que éste se debió a que se negó a pagar un moche.

Según fuentes cercanas al alcalde, los agresores querían que inflara en 50 por ciento el costo de una obra.

Después del atentado, 20 policías federales fueron asignados como escolta del alcalde, pero meses después se los retiraron y quedó con la vigilancia de tres agentes municipales.

El 21 de agosto de 2013, en una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pidió personalmente que se devolviera la protección que había tenido durante la Administración de Felipe Calderón.

Sin embargo, dicho reclamo no fue atendido.

En un comunicado, el líder panista en Michoacán, Miguel Chávez, reprochó ayer que tanto las autoridades federales como las estatales se negaron a dar protección al alcalde.

Chávez recordó que en febrero de 2013 fue asesinado a balazos el secretario del Ayuntamiento de Tanhuato, Pedro Córdoba Aguirre, a quien pistoleros emboscaron en una carretera.

El alcalde era constructor, poseía una mina en Michoacán y vivió algún tiempo en Estados Unidos.