Por Arianna Monteverde M.
TRIBUNA
Debido a que el País es deficitario en un 56% de producción de trigos panificables, la tendencia necesaria para lograr que México sea autosuficiente, por ello será necesario que los productores apuesten por la reconversión productiva, tal como lo es la siembra de los cereales harineros, consideró Felipe de Javier Peña Dueñas.
En entrevista, dentro del segundo día de la CUMBRE Borlaug, el presidente del Consejo Nacional para el Abasto de Granos y Oleaginosas indicó que sin duda para que este incremento en la producción se diera, se tendrá que mejorar el precio, pero sobre todo se tendrán que obtener materiales que satisfagan a los productores; mediante altos potenciales de rendimientos en planta.
Aseveró que se tiene que apostar a la reconversión, para que así sea menos la importación que se tenga que realizar al País de cereales blandos. Especificó que de seguir con la misma tendencia de déficit, para el año 2025 el País tendría que importar cerca de 9.5 millones de toneladas, para poder cubrir la demanda alimentaría.
”Es lamentable ver que tenemos un excedente de trigo cristalino y que éste en su mayoría se vaya al mercado pecuario, porque no se puede tener un mercado de exportación seguro”, expresó.
Dijo que la calidad en la que se produce en el Valle del Yaqui es excelente, porque si es demasiado el trigo duro que se produce, e inclusive cuando se exporta una gran cantidad del grano, se tienen que buscar más mercados para lograr colocarlo, un caso diferente de lo que pasaría con el cristalino, el cual no se dificultaría comercializar, pues cubriría toda la demanda de la industria harinera nacional.