Por Dayna Meré
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Ahora la Cofepris enfrenta la entrada de cigarros ilegales, desde las aduanas.
Mikel Arriola, titular de la dependencia, dijo que en la pasada Administración, el combate al mercado del cigarro ilícito se hacía en mercados informales y tianguis, pero no se atacaba la fuente.
“Cuando llegué a la Cofepris se ponía énfasis en la parte del consumo, pero en el mercado ilegal nos encontramos con que en 2010 se habían asegurado 40 mil cigarros”.
“Había énfasis en operativos grandes, en mercados informales o tianguis, y el número de aseguramientos era bajo porque no se atacaba la fuente, se atacaba la última parte de la cadena de venta”, explicó en entrevista.
Sin embargo, la mayoría de los cigarros ilegales que son importados llegan por las aduanas provenientes de Asia y Sudamérica, dijo, y lo que hacían era presentar los productos pagando impuestos a valores muy pequeños y en grandes cantidades, por eso hicimos convergencia con autoridades aduaneras y con la PGR para mandar operativos a las aduanas.
Así, dijo, en los últimos 3 años las cifras en materia de aseguramientos se han incrementado de manera exponencial, gracias a que las facultades sanitarias de que goza la Cofepris son más poderosas que las fiscales, ya que sus decisiones no son cuestionadas por los jueces.
“En el periodo 2010-2014 llevamos 205 millones 400 mil cigarros asegurados, y pretendemos que la cifra vaya en decremento”, dijo.