Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- México presentará cuentas ante la ONU sobre la situación de los derechos humanos de las personas con discapacidad en el País pero ni siquiera sabe exactamente la cifra de la población ni cuales son sus necesidades específicas.
Así lo advirtió Édgar Cortez, miembro del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHyD), al señalar que el País aún no cuenta con instrumentos demográficos que permitan conocer la magnitud de los problemas que enfrentan las personas con discapacidad.
Cortez cuestionó que el censo de población 2010 haya arrojado que sólo el 5 por ciento de los mexicanos viven con algún tipo de discapacidad, cuando la Organización Mundial de la Salud ha estimado que la media en los países es de entre el 12 y el 15 por ciento.
“Pareciera que aquí estamos muy por abajo, lo cual presumiblemente es un problema de subregistro, de que no hay claridad (.) con la consecuencia de que, al tener un numero menor, pareciera o se hiciera la falsa idea de que no es un problema tan grave”, dijo en entrevista.
Según estimaciones del IMDHyD, en el País viven alrededor de 14 millones de personas discapacitadas, aunque el Gobierno mexicano sólo ha contabilizado a aproximadamente 6 millones.
Para Cortez, la consecuencia de este subregistro es que se ha vuelto imposible cumplir cabalmente con los compromisos internacionales que adquirió México al firmar en 2008 la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
Este lunes, representantes de organizaciones civiles serán recibidos en Ginebra por el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU a fin de escuchar sus señalamientos para luego conformar el cuestionario que formulará a México en su examen.