Banner

Cada torre tiene un sistema que se activa con solo apretar un botón, para enviar un mensaje por radio a la estación de la Patrulla Fronteriza más cercana y solicitar el auxilio.

NOTIMEX
Dallas.- El número de niños y adolescentes detenidos cuando cruzan a territorio estadunidense desde México en forma ilegal ha crecido en forma significativa en los últimos años, informaron hoy autoridades estadunidenses.
De acuerdo con datos de la Patrulla Fronteriza, el número de menores sin compañía que fue detenido pasó de 16 mil en 2011 a casi 39 mil en el año fiscal 2013. La dependencia proyecta que en el presente año las aprehensiones pudieran llegar a 60 mil.
La gran mayoría de los menores detenidos tratando de cruzar la frontera son originarios de México o de algún país centroamericano que huyen de la violencia en sus países de origen, buscan trabajo o quieren reunirse con sus padres a quienes no han visto en años.
Voceros de la Patrulla Fronteriza dijeron estar preocupados por un aumento en el número de niños procedentes de Guatemala, que viajan tanto solos como acompañados por sus padres.
Durante los primeros seis meses del año fiscal 2014, que se inició en octubre pasado, fueron detenidos más niños y adolescentes guatemaltecos que en todo el año pasado.
La Patrulla Fronteriza arrestó a casi dos mil 500 menores guatemaltecos entre octubre y marzo pasados.
Andy Adame, vocero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), dijo que existe la preocupación de que el cruce de menores se mantenga elevado en el verano, cuando aumentan en forma considerable los riesgos para ingresar a Estados Unidos por áreas remotas y desérticas.
Puntualizó que muchos menores cruzan por un tramo de la frontera que se ubica a una distancia de entre 30 y 50 kilómetros al oeste de la comunidad de El Sasabe, la parte más remota y mortal del desierto del sur de Arizona.
Se trata de una vasta tierra de valles nivelados con pocas cadenas montañosas. No hay ningún tipo de árbol grande que ofrezca sombra y no existen yacimientos o reservas de agua, añadió.
Señaló que es importante difundir en México y Centroamérica el mensaje de que el desierto de Arizona es uno de los lugares más peligrosos para cualquier persona que intente entrar en forma ilegal a Estados Unidos.
Ante la aproximación del verano, la Patrulla Fronteriza está reubicando sus faros de rescate y ayuda (torres de 10 metros de alto con una luz azul intermitente durante las noches y 20 pequeños espejos que reflejen la luz solar durante el día) para atraer a aquellos que necesiten ayuda.
Cada torre tiene un sistema que se activa con solo apretar un botón, para enviar un mensaje por radio a la estación de la Patrulla Fronteriza más cercana y solicitar el auxilio.