Banner

Captura la Policía Federal al número 2 del cártel; operaba como jefe de seguridad del ‘H’

Por Diana Baptista

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Arnoldo Villa Sánchez, considerado como uno de los miembros más violentos de los Beltrán Leyva y quien operaba como jefe de seguridad de Héctor Beltrán, fue detenido el 15 de abril.

Monte Alejandro Rubido, comisionado Nacional de Seguridad, informó ayer sobre la detención de quien es señalado como uno de los principales operadores del grupo criminal.

“Se sabe que, en 2009, Arnoldo Villa Sánchez fungió como jefe de seguridad de Héctor Beltrán Leyva, distinguiéndose por su agresividad y violencia, lo que le permitió escalar posiciones en el corto tiempo en la organización”, explicó en conferencia de prensa.

Villa Sánchez fue capturado el martes en la colonia Condesa por policías federales, quienes descubrieron que el presunto delincuente, bajo el disfraz de empresario, sostenía reuniones en torno a actividades ilícitas en hoteles de lujo en las colonias Condesa, Del Valle y Jardines del Pedregal.

Según Rubido, el presunto delincuente mantenía su centro de operaciones en el Distrito Federal, aunque también operaba en el Estado de México, Guerrero, Puebla, Tlaxcala y Chiapas.

Además, Villa Sánchez se desplazaba entre el DF, Tlaxcala, Acapulco, Puerto Vallarta y Cancún.

“Dos líneas de investigación fueron determinantes para dar con Villa: el seguimiento a sus relaciones personales y de quienes fungían como su administrador y su escolta personal”, indicó.

Mediante labores de inteligencia, la PF descubrió que Villa Sánchez estaría en la capital del País durante Semana Santa por asuntos ilícitos y familiares.

La información se confirmó el 12 de abril tras el arribo de su hijo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, proveniente de Reynosa, Tamaulipas.

El 15 de abril, la PF activó células de investigación, un discreto dispositivo de vigilancia y un grupo de operaciones especiales en lugares cercanos a la Condesa, donde se llevaría a cabo la reunión.

Los presuntos criminales fueron interceptados, de manera sorpresiva, en su automóvil, después de que policías federales le marcarán el alto.

“Ambos intentaron oponer resistencia, pero fueron sometidos sin que se realizara ningún disparo”, abundó Rubido.

Durante su detención, les fueron asegurados un vehículo, cinco paquetes de droga sintética, un arma corta y una larga, identificaciones apócrifas y equipo de radiocomunicación.

Rubido detalló que las investigaciones para su captura iniciaron desde septiembre de 2013, después de que la elementos de la PF y la PGR aseguraran 265 kilos cocaína en diversas acciones en el DF que se atribuyeron a Villa Sánchez.