Por Erika Hernández
AGENCIA REFORMA
VERACRUZ.- La caída de delincuentes que se sentían intocables, demuestra que la estrategia de seguridad del Presidente Enrique Peña Nieto da resultados, defendió el secretario de Marina, Francisco Soberón Sanz.
El almirante aprovechó la jura de bandera de 200 cadetes que se incorporan a la Escuela Naval Militar para advertir que quienes se unen a las filas de las Fuerzas Armadas deben estar dispuestos a dar su vida, si es necesario, para lograr la tranquilidad en el País.
“Tenemos muy claro que no podemos permitir que el flagelo de la delincuencia interrumpa las aspiraciones de los mexicanos que buscan vivir en paz”.
“La caída, en los últimos meses, de los principales delincuentes nacionales que se sentían intocables, es una muestra de los resultados que hemos obtenido con su política de seguridad y procuración de justicia”, apuntó.
Los militares deberán actuar, consideró, con la audacia, lealtad, valentía y heroísmo como hace 100 años cuando civiles y militares defendieron al Puerto de Veracruz de la invasión estadounidense.
“En aquella jornada aprendimos que nuestro futuro dependía de la defensa de nuestra libertad e independencia; a partir de este instante, decidimos sumar esfuerzos, mirar el horizonte y construir nuestro desarrollo en paz, con respeto a todas las naciones, con instituciones que permitieran mantener nuestra seguridad nacional”, sostuvo.
Soberón Sanz presumió al Presidente Fuerzas Armadas que han aprendido a trabajar de manera coordinada, por lo que prometió que la Marina continuará modernizándose para consolidarse como una institución eficiente y eficaz.