Banner

Exige el
SAE a la paraestatal
cubra hasta
el último centavo
a la empresa

Por Víctor Fuentes
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) busca que PEMEX le pague hasta el último centavo a Oceanografía, empresa intervenida por el Gobierno desde marzo por un fraude bancario por más de 400 millones de dólares.
En su calidad de administrador de la proveedora, promovió el pasado 11 de abril 9 demandas mercantiles contra Pemex Exploración y Producción, en las que exigió el pleno cumplimiento de contratos y la liquidación de deudas pendientes.
Los registros judiciales consultados sólo detallan el monto reclamado a PEP en cuatro de las demandas, que suman 24.4 millones de pesos.
De las 9 demandas, sólo dos fueron admitidas a trámite por los jueces Enrique González Meyenberg e Irma Rodríguez Franco, mientras que otros cuatro jueces federales en materia civil en la Ciudad de México encontraron razones para desecharlas.
Algunos jueces las desecharon porque los funcionarios del SAE no acreditaron su personalidad como apoderados de Oceanografía, otros por razón de territorio, y otros por considerar que la materia no es mercantil, sino civil.
El pasado 9 de abril, el SAE solicitó el concurso mercantil de Oceanografía, para protegerla de acreedores a los que debe por lo menos mil 500 millones de dólares, de ahí la necesidad imperiosa de obtener todos los recursos posibles para mantener las operaciones de la compañía, que está inhabilitada para obtener nuevos contratos públicos hasta noviembre de 2015.
Cuando fue intervenida, Oceanografía tenía al menos seis contratos en curso por 3 mil 873 millones de pesos que terminarán su vigencia entre noviembre de 2014 y septiembre de 2016, para trabajos como mantenimiento a instalaciones costa afuera y apoyo a perforación de pozos con las embarcaciones de su flota.
Otro contrato, por mil 130 millones de pesos que venció el 12 de febrero pasado, podría seguir activo, pues en ese tipo de trabajos de mantenimiento con frecuencia quedan pendientes que requieren semanas o meses de tareas adicionales.
Dos contratos más, por mil 567 millones, teóricamente vencieron en diciembre de 2013, pero como son para obras en plataformas, podrían estar aún en ejecución o, de haber concluido las obras, podrían estar en proceso de cierre y finiquito.
Por lo pronto, el SAE también tiene que lidiar con César Augusto Guevara Germán, ex apoderado general de Oceanografía cuando la dirigía su dueño, Amado Yáñez, quien el pasado 24 de abril se presentó ante el juez Felipe Consuelo Soto, encargado del concurso mercantil, y fue arraigado por la PGR.