Banner

Por Mar Zarrabal
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En reciclaje de papel, México es uno de los líderes mundiales.
El País ocupa el sexto lugar por arriba incluso de Reino Unido, España y Alemania.
Del total de la materia prima para producir papel mexicano, 88 por ciento es residuo de papel, madera y otras fibras nacionales e importadas.
Sólo 12 por ciento es fibra de madera virgen, según estadísticas de la Cámara Nacional de las Industrias de la Celulosa y el Papel basadas en Pulp and Paper International.
En Reino Unido este reciclaje es del 77.1 por ciento; en España, 73 por ciento y, en Alemania, 72.4 por ciento.
En el caso de Japón y Francia el porcentaje de reciclaje ronda en el 62 por ciento.
El comparativo sólo incluye 34 países con un consumo de papel mayor a 500 mil toneladas anuales.
Pero el avance no se detiene ahí, el nivel de reciclado de fibra secundaria únicamente nacional también ha mejorado en los últimos años.
Las estadísticas refieren que por cada tonelada de papel que se consume en México se recolecta cerca de 57 por ciento, cuando en 2006 era 45 por ciento.
“Aún estamos lejos de lo ideal”, asegura Wilfrido Rincón, titular de la Cámara del Papel.
Sin embargo, afirma que hoy ya se reciclan cerca de 5 millones de toneladas de papel, cuando hace 40 años la escala apenas llegaba a 350 mil.
Esta tendencia de crecimiento impulsa a la vez el desempeño de centros de reciclaje, ya que se requiere que tengan mayor capacidad para cubrir la demanda de producción.
Todo esto con la promesa de que se usen fibras vírgenes en menor cantidad.
Además, explica el empresario, se están desarrollando nuevas fuentes de suministro de fibras sustentables que no sean maderosas para crear celulosas desde cultivos como el pasto.
“Seguimos en pruebas con uno de los socios de la Cámara, ya llevan 5 hectáreas de plantaciones, pero esto lleva tiempo, se siembra y en uno o dos años está listo y luego se lleva a la planta, esto ya se hace en países del cono Sur y África”, detalla.
Este sistema está en fase piloto en el Estado de Veracruz, señala Wilfrido Rincón, pero se podrían ver resultados concretos a inicios del próximo año.
Por lo pronto, añadió, el sector tiene como meta promover esquemas para desincentivar la exportación de materiales reciclables y aumentar la recolección nacional de los desperdicios de papel.
Para la industria reciclar tiene beneficios no sólo ambientales.
De acuerdo con los datos de la Cámara, al reciclar se logra el ahorro de 12 millones de metros cúbicos anuales en sitios de disposición final y la extensión de la vida útil de los rellenos sanitarios, considerados como parte de las ganancias.