Por Julián Sánchez
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, sostuvo que el Gobierno federal no entrará en un “pleito de carácter callejero” con el dirigente minero Napoleón Gómez Urrutia, por lo que en lugar de que el líder rete a que vayan por él a Vancouver, Canadá, que mejor se presente ante el juez que lo está requiriendo en el Distrito Federal.
En conferencia de prensa en la que dio a conocer sobre una multa histórica de poco más de 13 millones de pesos a Industrial Minera México, por un accidente en el que fallecieron cinco trabajadores, Navarrete sostuvo que no existe persecución política contra Gómez Urrutia, ni contra otra persona, sino más bien jurídica y en el caso del dirigente es de un proceso que no se inició en este sexenio.
Durante la 38 Convención General Ordinaria del Sindicato Minero realizada el sábado pasado, mediante una videoconferencia Gómez Urrutia dijo que la persecución en su contra es ridícula, porque las autoridades mexicanas saben dónde está.
“Aquí estoy esperándolos”, retó Gómez, quien señaló: “Aquí han venido funcionarios públicos de primer nivel, incluso la propia Secretaría del Trabajo a hablar conmigo... senadores y diputados”.
El pasado 27 de abril se dio a conocer que el Primer Tribunal Unitario Penal del Primer Circuito en el Distrito Federal confirmó la orden de aprehensión contra Gómez Urrutia y que la autoridad judicial le negó un amparo, por considerarlo infundado y al mismo tiempo se determinó su localización y captura inmediata.
Alfonso Navarrete Prida insistió durante la conferencia de prensa que el dirigente sindical debe responder a una orden de aprehensión firme en su contra y si presume inocencia, lo tiene que hacer ante el Poder Judicial.